Australia se opone a la investigación de la CPI contra Israel

Australia se opone a la decisión de la fiscal jefa de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, de investigar los presuntos “crímenes de guerra” de Israel y los palestinos, y se une a Estados Unidos en su postura contra la investigación.


El Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio de Australia dijo: “A Australia le preocupa la propuesta de la Fiscal de la CPI de considerar la situación en los Territorios Palestinos, sujeta a un fallo de la Sala de Cuestiones Preliminares de la Corte sobre el alcance de la jurisdicción territorial de la Corte en la materia”.

Australia no reconoce un Estado palestino y por lo tanto no lo ve como parte del Estatuto de Roma, el acuerdo que llevó a la formación de la CPI, dijo el ministerio a J-Wire, un sitio web de noticias judío para Australia y Nueva Zelanda. La Autoridad Palestina firmó el Estatuto de Roma en enero de 2015, tres años después de que la Asamblea General de la ONU le concediera el estatus de Estado observador no miembro.

“Consideramos que la cuestión de los territorios y las fronteras sólo puede resolverse mediante negociaciones directas entre Israel y los palestinos.  Esta es la única manera de asegurar una paz duradera y resistente”, declaró Canberra.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Yisrael Katz, tuiteó su gratitud a Australia, escribiendo: “Muchas gracias al gobierno australiano por adoptar una postura inequívoca y de principios contra la decisión de la fiscal de la CPI”.

“Insto a otros países a que adopten una postura similar y no permitan que la Corte se convierta en un arma política contra Israel”, dijo Katz.

Australia se unió a Estados Unidos al expresar su desaprobación de la investigación de la CPI, con el Secretario de Estado de Estados Unidos Mike Pompeo haciendo un argumento similar de que los palestinos no tienen un Estado soberano y por lo tanto no pueden ser estados miembros de organismos internacionales como la CPI. Pompeo dijo que esto significa que la CPI no puede escuchar un caso sobre Israel sin el consentimiento de Jerusalem o una remisión del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Esperamos que la decisión de Estados Unidos e Israel de no unirse a la CPI y de no poner a nuestro personal bajo la jurisdicción de la Corte sea también respetada”, agregó Pompeo.

En Twitter, dijo Pompeo: “Nos oponemos firmemente a esta injustificada investigación que apunta injustamente a Israel. El camino hacia una paz duradera es a través de negociaciones directas”.

El mes pasado, Pompeo anunció que Estados Unidos no considera que los poblados israelíes en Judea y Samaria sean ilegítimos o ilegales.

Fuente: Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario