EE.UU.: Irán puede haber asesinado a más de 1.000 personas en protestas


Las fuerzas de seguridad de Irán pueden haber matado a más de 1.000 personas desde que comenzaron las protestas por el aumento de los precios de la gasolina a mediados de noviembre, dijo el jueves el representante especial de Estados Unidos para Irán, Brian Hook, quien agregó que muchos miles también resultaron heridos en los disturbios.

“Mientras la verdad sale de Irán, parece que el régimen podría haber asesinado a más de mil ciudadanos iraníes desde que comenzaron las protestas”, dijo Hook a los periodistas en una sesión informativa en el Departamento de Estado.

Entre ellos había al menos una docena de niños, dijo Hook, pero advirtió que las cifras no eran definitivas ya que Teherán bloqueó la información. Dijo que “muchos miles de iraníes” también habían sido heridos y al menos 7.000 detenidos en las cárceles iraníes.

Los disturbios, que comenzaron el 15 de noviembre después de que el gobierno iraní subiera abruptamente los precios del combustible hasta en un 300%, se extendieron a más de 100 ciudades y pueblos y se volvieron políticos a medida que los jóvenes y los manifestantes de la clase obrera exigían la renuncia de los líderes clericales.

Teherán no ha registrado oficialmente ninguna cifra de muertos, pero Amnistía Internacional ha dicho el lunes que ha documentado la muerte de al menos 208 manifestantes, lo que hace que los disturbios sean los más sangrientos desde la Revolución Islámica de 1979.

Los gobernantes clericales de Teherán han culpado a los “matones” vinculados a sus oponentes en el exilio y a los principales enemigos extranjeros del país -Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí- de los disturbios.

La lucha de los iraníes comunes y corrientes para llegar a fin de mes se ha vuelto más difícil desde el año pasado, cuando el presidente estadounidense Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo nuclear de Teherán con seis potencias mundiales y reimpuso sanciones que han paralizado aún más la economía iraní basada en el petróleo.

Hook también dijo que un buque de guerra de la Armada de Estados Unidos que se apoderó de partes avanzadas de misiles que se cree que están vinculadas a Irán desde un barco que detuvo en el Mar Arábigo el 25 de noviembre es probablemente una prueba más de los esfuerzos de Teherán para inflamar el conflicto en la región.

“Interceptamos un importante arsenal de armas y partes de misiles de origen iraní. La incautación incluye armas sofisticadas”, dijo, y añadió que, según se informa, el buque se dirigía a Yemen para entregar las armas.

“Los componentes de las armas comprenden las armas más sofisticadas incautadas por la Armada de Estados Unidos hasta la fecha durante el conflicto de Yemen”, dijo Hook.

En los últimos años, los buques de guerra estadounidenses han interceptado y decomisado armas iraníes que probablemente se dirigen a los combatientes Hutí alineados con Irán.
En virtud de una resolución de las Naciones Unidas, se prohíbe a Teherán el suministro, la venta o la transferencia de armas fuera del país a menos que lo apruebe el Consejo de Seguridad. Una resolución separada de la ONU sobre Yemen prohíbe el suministro de armas a los líderes Hutíes.

Por: Reuters / En: Jpost / Traducción de Noticias de Israel

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario