Irán juzgará a Trump bajo el “código penal islámico” por la muerte de Soleimani

Un portavoz de los tribunales de Irán anunció demandas contra el presidente Donald Trump y las fuerzas armadas estadounidenses en general en el sistema legal iraní para la eliminación del jefe del terror de la nación, Qassem Soleimani.


Un ataque aéreo estadounidense eliminó a Soleimani, jefe de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC), y al jefe de las Brigadas de Hezbolá de Irak, Abu Mahdi al-Muhandis, del campo de batalla este mes. Como jefe de la Fuerza Quds, Soleimani dirigió los esfuerzos coloniales internacionales de Irán y orquestó docenas de ataques terroristas, incluyendo ataques contra soldados americanos, para expandir la influencia de Irán. Soleimani desempeñó un gran papel en los ataques a civiles en Siria, ayudó a los rebeldes chiítas hutíes en Yemen a tomar el poder ilegalmente y ofreció apoyo a los aliados socialistas de Irán en Venezuela y en toda Latinoamérica.

Funcionarios americanos, incluyendo a Trump, han declarado repetidamente que tenían información de inteligencia que sugería que Soleimani estaba planeando ataques “inminentes” contra estadounidenses en Irak, donde pasó la mayor parte del final de su vida ayudando a Bagdad a atacar y matar a manifestantes civiles.

Gholamhossein Esmaeili, portavoz de la judicatura iraní, dijo a los periodistas el martes que el ataque dirigido contra Soleimani era “un movimiento terrorista” y que Trump se enfrentaría a la justicia iraní en uno de los sistemas legales más notoriamente injustos y violentos del mundo.

“No hay duda de que el ejército de los Estados Unidos ha hecho un movimiento terrorista asesinando al comandante del IRGC, el teniente general Soleimani, y al segundo al mando de las Unidades de Movilización Popular de Irak (PMU) Abu Mahdi al-Muhandis … y Trump ha confesado haber cometido el crimen”, dijo Esmaeili, según el servicio de noticias Mehr de Irán. “La razón más firme para acusar a un individuo es su confesión”.

Esmaeili dijo que los funcionarios iraníes “inicialmente presentarían una demanda en Irán, lo cual es legal según el Código Penal Islámico”. No especificó qué compensación buscaría el estado iraní en esa demanda, aunque es de suponer que apuntaría a Washington y al presidente por “terrorismo”.

El terrorismo y el moharebeh, un crimen relacionado que se traduce más o menos como “guerra contra Alá”, se castigan con la muerte en el sistema penal. Los “crímenes” políticos, o actos contra el régimen autoritario, también reciben castigos brutales. En una memoria reciente, Irán condenó a una abogada de derechos humanos a 148 latigazos y 38 años por defender el derecho de la mujer a no llevar el hijab, que es obligatorio en Irán. Irán sólo legalizó que los acusados que enfrentan cargos políticos elijan sus propios abogados en 2014; dos años después, Human Rights Watch encontró que la nación negaba rutinariamente ese derecho a los acusados. Los condenados se enfrentan a la tortura y a condiciones inhumanas en prisiones políticas como Evin, donde los supervivientes dicen que hasta 200 prisioneros son a menudo obligados a usar cinco baños. La prisión de Evin está bajo las sanciones de los Estados Unidos.

El funcionario iraní no aclaró si la demanda en el tribunal iraní sería una demanda privada en nombre de Soleimani o una demanda de un fiscal bajo el derecho penal. “Entonces haremos lo mismo en Irak y en el Tribunal [sic] de Hauge contra Trump y el ejército de Estados Unidos”, añadió, según Mehr.

Esmaeili presumiblemente se refería a llevar a Trump a la Corte Penal Internacional en La Haya, donde las personas pueden ser enjuiciadas ya sea por crímenes de guerra o crímenes contra la humanidad. La especulación pública que rodea el ataque aéreo a Soleimani se ha centrado en torno a la cuestión de un posible ataque inminente contra las tropas estadounidenses.

“En el caso de Soleimani, Estados Unidos afirma que actuó en defensa propia para prevenir ataques inminentes, una categoría de acción que, de ser cierta, es generalmente considerada como permisible bajo la Carta de las Naciones Unidas”, dijo a la BBC Dapo Akande, profesor de derecho internacional público en la Universidad de Oxford, después del ataque aéreo.

El caso legal iraní contra Trump por el ataque aéreo de Soleimani sigue a Teherán admitiendo haber derribado un avión comercial ucraniano con un misil ruso la semana pasada cuando el avión salió del aeropuerto internacional de Teherán. El avión había despegado cuando Irán comenzó un ataque con misiles balísticos contra bases aéreas iraquíes en respuesta al asesinato de Soleimani y, según los funcionarios iraníes, un “error humano” hizo que un soldado iraní confundiera el avión con un misil estadounidense.

La admisión se produjo días después de que los funcionarios iraníes insistieran en que era “obvio” que un misil no había impactado en el avión comercial y que Irán tenía pruebas que sugerían que el avión se había incendiado espontáneamente.

El parlamento iraní calificó la admisión de culpabilidad después de la intensa presión internacional como “reconfortante” el domingo.

El martes, el presidente Hassan Rouhani culpó a Estados Unidos por el avión caído.

“Hoy en día, la interferencia de Estados Unidos en los asuntos de otros países es muy clara, así como sus apoyos para dominar los pozos de petróleo en Siria”, insistió. “La raíz de todos los dolores se remonta a Estados Unidos… esto no puede ser una razón para que no investiguemos todas las causas de fondo”.

Fuente: Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario