Israel y Reino Unido establecen una nueva relación estratégica

Israel y el Reino Unido están construyendo una “nueva relación estratégica” impulsada por el aumento del comercio bilateral y la profundización de los lazos en varios sectores, según un nuevo informe.


La creciente fuerza de la relación, según el informe del Centro de Comunicaciones e Investigación de Reino Unido e Israel (BICOM), está simbolizada por el aumento del comercio bilateral entre los países. El comercio aumentó en un 72%, de 6.100 millones de dólares en 2012 a 10.500 millones de dólares en 2018, y el Reino Unido representa ahora el tercer mercado de exportación más grande de Israel, superado sólo por Estados Unidos y China.

El referéndum de Brexit y la consiguiente incertidumbre no parece haber enfriado el espíritu comercial, ya que Israel se ha convertido en el primer país en firmar un acuerdo comercial de continuidad post-Brexit con el Reino Unido.

Desde la votación de junio de 2016, 65 empresas israelíes han establecido o incrementado su actividad en el Reino Unido, creando 1.500 puestos de trabajo. Hoy en día, más de 500 empresas israelíes tienen presencia física en el Reino Unido. Durante el mismo período, los inversores israelíes han inyectado más de 500 millones de dólares en el Reino Unido.

Destacando el deseo del Reino Unido de acceder al ecosistema de innovación israelí, el establecimiento del UK Israel Tech Hub en 2011 en la Embajada Británica en Tel Aviv fue la primera misión especial de este tipo centrada en la tecnología. En 2018, el centro generó 175 asociaciones por un valor de 85 millones de libras esterlinas. (110 millones de dólares), que se estima que han contribuido con 800 millones de libras. (1,04b.) a la economía del Reino Unido.

La cooperación comercial en materia de seguridad cibernética también ha aumentado, con un número cada vez mayor de bancos y empresas financieras del Reino Unido que trabajan con los equipos de seguridad cibernética israelíes para proteger sus operaciones.

“En pocos años las relaciones entre el Reino Unido e Israel se han transformado”, dijo el CEO de BICOM, James Sorene. “El comercio bilateral está en auge con un aumento del 72 por ciento en seis años. Pero debajo de las estadísticas hay pruebas de una amplia colaboración en materia de ciberseguridad, fintech y sanidad”.

En 2018, el Reino Unido importó productos farmacéuticos israelíes valorados en más de 2,8 billones de dólares en 2018, en gran parte del fabricante de medicamentos Teva.

Más allá de la expansión de los lazos comerciales, se estima que Israel es el tercer mayor proveedor de armas de Reino Unido. Las recientes adquisiciones se han centrado en vehículos aéreos no tripulados (UAV), misiles guiados antitanque, sistemas de puntería para aviones de combate y sistemas de entrenamiento de vuelo. Demostrando intereses de defensa compartidos, los países han cooperado cada vez más en asuntos de seguridad, inteligencia, entrenamiento y desarrollo de armas.

Además, la cooperación entre gobiernos en materia de ciberseguridad se ha mantenido firme. El informe cita a un alto funcionario del Reino Unido que describe la colaboración en materia de ciberseguridad como una “asociación de primer orden”.

“He visto el enorme potencial de las colaboraciones entre el Reino Unido e Israel”, dijo el embajador del Reino Unido en Israel, Neil Wigan. “Nuestros dos países complementan sus fortalezas mutuamente. Hay potencial para hacer aún más, incluso después de Brexit”. El comercio ya supera los 10 mil millones de dólares, y el Reino Unido es el mayor socio comercial de Israel en Europa”.

La llegada de Carlos, Príncipe de Gales, a Israel a finales de esta semana “pone de relieve la profundidad de nuestra conexión”, dijo Wigan. Carlos participará en el Quinto Foro Mundial del Holocausto en Yad Vashem el jueves, marcando el 75º aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau. En junio de 2018, el Príncipe Guillermo también visitó Israel – la primera visita oficial de un miembro de la familia real.

“La visita de Su Alteza Real tiene lugar mientras nos preparamos para celebrar los 70 años de relaciones diplomáticas formales entre Israel y el Reino Unido, y subraya el excepcional progreso que hemos logrado”, dijo el embajador israelí en el Reino Unido Mark Regev. “Somos socios cuya prosperidad y seguridad compartidas se basan en nuestros valores comunes de democracia, libertad y estado de derecho, y la visita de Su Alteza Real no es sino la última causa para que celebremos todo lo que hemos logrado juntos”.

Aunque el gobierno británico ha liderado un enfoque de política exterior más solidario hacia Israel que otros estados miembros de la Unión Europea, el informe de BICOM cree que la gran victoria conservadora en las elecciones generales del mes pasado y la salida de Reino Unido de la UE podría “servir para profundizar y mejorar la asociación de seguridad entre Gran Bretaña e Israel”.

En relación con Irán, el informe cita cuatro áreas de interés superpuestas tanto para británicos como para israelíes. Éstas son evitar que Irán logre una capacidad nuclear; frenar su avanzado programa de misiles; contrarrestar los proxys iraníes en el amplio Oriente Medio; y hacer frente a la red internacional de organizaciones terroristas del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC).

Se observan áreas de divergencia tanto con respecto a la resolución del Reino Unido de mantener el acuerdo nuclear del JCPOA de 2015 como a su compromiso de apoyar una solución de dos estados, oponiéndose a las voces del gobierno israelí que abogan por la aplicación de la soberanía a los poblados de Judea y Samaria y el Valle del Jordán.

Entre los miembros del público, BICOM señala que las actitudes del Reino Unido hacia Israel se han mantenido “notablemente estables” desde 2011. El calor hacia Israel se ha estabilizado en torno al 18-21% y el calor hacia los palestinos se ha mantenido en el 18-23% durante la última década.

Un total del 46% de los encuestados en una reciente encuesta llevada a cabo por BICOM y Populus dijeron que “no boicotean los bienes o productos de Israel” y que les resulta “difícil entender por qué otros señalan a Israel para boicotear dado todo lo demás que está pasando en el mundo”. El catorce por ciento de los encuestados no estuvo de acuerdo.

Según los planes anunciados en el discurso de la Reina el 19 de diciembre de 2019, el nuevo gobierno del primer ministro Boris Johnson tiene la intención de introducir nuevas leyes que hagan ilegal que los organismos públicos lleven a cabo su propia política exterior, incluyendo el boicot a Israel.

Por: Eytan Halon / En: Jpost / Traducción de Noticias de Israel
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario