Los cantos de ‘Muerte a América’ escuchados en Bagdad se hacen eco de la crisis de rehenes en Irán


El canto ya era familiar cuando los estudiantes escalaron las paredes de la embajada de Estados Unidos en Teherán en 1979, dando inicio a una crisis de rehenes que terminó con las relaciones diplomáticas y mantuvo a 52 estadounidenses cautivos durante más de un año.

“Los manifestantes habían exclamado meses antes mientras pasaban por la embajada en decenas de miles. Una bandera estadounidense ardió ese día en medio de palabras similares dirigidas al presidente Jimmy Carter y al primer ministro de Israel.

Popularizada durante la Revolución Iraní, la consigna “Muerte a América” saludaría a los rehenes estadounidenses en su liberación y marcaría el aniversario de la toma de posesión de la embajada durante décadas. Sonaría de nuevo el martes en otra embajada estadounidense bajo asedio, cuando los partidarios de una milicia apoyada por Irán, furiosos por los mortíferos ataques aéreos estadounidenses, irrumpieron en un recinto de Bagdad antes de que las fuerzas de seguridad iraquíes los expulsaran.

El uso de “marg bar Amrika” subraya la lealtad de la milicia a Irán y la perdurable hostilidad de sus partidarios hacia Estados Unidos, dicen los expertos, un mes después de que el Departamento de Estado cumpliera 40 años desde la toma de la embajada en Teherán con un recordatorio del peligro de Irán “para Estados Unidos y el mundo”. En el exterior de la antigua embajada, los iraníes quemaron las efigies del presidente.

Pero los estudiosos dicen que la frase que volvió a ser noticia el martes también tiene un significado dudoso. A menudo traducida al menos amenazador “Abajo Estados Unidos”, “marg bar Amrika” ganó prominencia en las protestas contra lo que los iraníes veían como la intromisión imperialista de Estados Unidos – y con el paso de los años, ha llegado a capturar tanto formas metafóricas como más violentas del sentimiento antiamericano, dijo Phillip Smyth, un becario del Instituto de Washington para la Política del Cercano Oriente.

“La consigna es el arte de presentar muchos mensajes en uno coherente”, dijo Smyth a The Washington Post. “Y puede funcionar de manera diferente para diferentes personas”.

Esos matices detrás de las declaraciones de “Muerte a América” estaban presentes en mayo de 1979. Las pancartas se oponían a la política, no a los ciudadanos, mientras los manifestantes se aglomeraban cerca de la embajada de Estados Unidos en Teherán: “Nos gusta el pueblo americano, odiamos el gobierno americano”, uno decía, mientras que otro llamaba al Senado de EE.UU. la “casa de la guerra, la corrupción y la injusticia”.

Y los manifestantes “en general no parecían muy entusiasmados con la política estadounidense contra la que protestaban”, escribió William Branigin del The Post en ese momento.

El ambiente en las calles podía rayar en el carnaval, ya que los estadounidenses, como los miembros de la prensa, se mezclaron con los manifestantes ilesos, dijo Ervand Abrahamian, profesor emérito de historia y política iraní y del Medio Oriente en Baruch College. La frase “Muerte a Estados Unidos” se basaba en otro lema que se escuchó durante la revolución iraní: “Muerte al Sha”. El descontento de los iraníes con un líder que un golpe respaldado por Estados Unidos y reinstalado en 1953 se mezcló con un resentimiento más amplio hacia un país que muchos temían que siguiera interfiriendo en los asuntos internos.

Los estudiantes universitarios irrumpieron en la embajada de Teherán como una muestra de desafío, dijo Abrahamian, buscando afirmar su independencia de una potencia extranjera.

Los estadounidenses vieron una indignación de otro tipo, ya que las vidas de los rehenes se volcaron por miedo y como Carter condenó el “chantaje”.

Algunos iraníes se han opuesto al uso de “marg bar Amrika” en los últimos años, retrocediendo ante su violencia con cánticos de “marg bar hichkas” – “muerte a nadie”, dijo Ahmad Karimi-Hakkak, un profesor emérito de la Universidad de Maryland que se especializa en lengua, literatura y cultura persa. En 2015, los medios de comunicación estatales iraníes mostraron a hombres pintando sobre las palabras “Muerte a América” en las paredes de la antigua embajada de Teherán, lo que llevó al Jerusalem Post a aclamar a un potencial presagio de “una nueva era” en medio del apoyo popular iraní al ahora desechado acuerdo nuclear de Estados Unidos con su viejo enemigo.

La voluntad de la administración Obama de negociar con el gobierno iraní ejemplifica cómo algunos líderes han estado dispuestos a mirar más allá de los cánticos, dijeron los académicos. Pero los legisladores conservadores, en particular, han visto las palabras como señales de por qué trabajar con Irán resultaría peligroso.

“Cuando alguien canta ‘Sí, ciertamente, muerte a Estados Unidos’, deberíamos tomarle la palabra y no deberíamos ponerlo en el camino hacia una bomba nuclear”, dijo el senador Tom Cotton (republicano de Arkansas) sobre el líder de Irán mientras se unía a otros republicanos en una feroz oposición a las conversaciones buscadas por el presidente Barack Obama.

A lo largo del debate, “Muerte a Estados Unidos” ha seguido apareciendo en reuniones en Irán – y también en Irak, donde Irán ha buscado influencia. Este otoño, informó CBS News, el eslogan apareció en las vallas publicitarias de Bagdad con imágenes amenazantes. Una mostraba una estatua de la libertad vestida de negro que parecía tener la cabeza desprendida de Donald Trump en sus manos.

Los funcionarios vieron el dominio de Irán en los carteles.

Los carteles “son evidencia de la incapacidad del gobierno para controlar a los grupos pro-Irán que quieren arrastrar a Irak a un conflicto internacional que pone en peligro el futuro del país en nombre de Irán,” dijo Atheel al-Nujaifi, el gobernador de la provincia iraquí de Nínive, según la red.

Smyth, el becario del Instituto de Washington para la Política de Oriente Próximo, considera que las traducciones al inglés de muchos grupos de “marg bar Amrika” como “Abajo Estados Unidos” – y las afirmaciones que las acompañan de que no hay intención violenta – son una “postura”.

Se imagina la frase cayendo más literalmente en ciertos oídos, dijo – como los de alguien que acaba de perder a un familiar por los ataques aéreos estadounidenses citados esta semana por personas que tratan de asaltar la Embajada de Estados Unidos en Bagdad.

Fuente: https://israelnoticias.com/editorial/embajada-estados-unidos-crisis-rehenes-iran/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+israelnoticiascom+%28Noticias+de+Israel%29
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario