Miles huyen del noroeste de Siria mientras las tropas de Assad se acercan a Idlib


Un nuevo impulso del presidente Bashar al-Assad para recuperar el territorio controlado por los rebeldes en el noroeste de Siria provocó el lunes un nuevo éxodo de muchos miles de civiles hacia la frontera de Turquía en medio de fuertes ataques aéreos, según dijeron trabajadores de ayuda humanitaria y testigos.

Las fuerzas gubernamentales sirias, respaldadas por el poder aéreo ruso, han intensificado la campaña para recapturar la provincia de Idlib, el último bastión rebelde en el que se refugiaron millones de personas tras huir de otras partes de Siria a principios de su guerra civil de casi nueve años.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, un monitor de guerra, dijo que las fuerzas de Assad han luchado desde el viernes por el control de 22 ciudades y han cortado una carretera estratégica en Idlib que une la capital Damasco con Alepo en el norte de Siria.

Dijo que el ejército sirio había rodeado y estaba cerca de capturar Maarat al-Numan, un centro urbano a 33 kilómetros al sur de la ciudad de Idlib. Esto marcaría un avance significativo para el impulso de Assad de recuperar toda Siria.

Un trabajador de rescate que publicó un vídeo de Maarat al-Numan dijo que la ciudad había sido devastada por un asalto de bombas de barril, misiles y bombardeos en los últimos días que habían arrasado con decenas de casas e infraestructuras vitales.

“Marat al-Numan está completamente destruida y su población ha sido desplazada y vive en la incertidumbre”, dijo el trabajador de la fuerza de defensa civil, que no se identificó.

Moscú y Damasco dicen que están luchando contra militantes yihadistas que han intensificado los ataques contra civiles en Alepo, pero los grupos de derechos y los trabajadores de rescate dicen que los ataques aéreos han demolido hospitales, escuelas y otras áreas civiles.

La reanudación de los combates se produce a pesar del acuerdo de alto el fuego del 12 de enero entre Turquía y Rusia, que respalda a las partes opuestas del conflicto.

Fouad Sayed Issa, un trabajador humanitario de la Organización Violeta en el norte de Siria, dijo que la última campaña de Assad ha asustado a los sirios del enclave rebelde, que temen morir o ser arrestados si sus pueblos son recapturados.

“En los últimos días hemos visto miles de nuevos desplazados internos y estamos hablando aquí por lo menos de unos 50.000 en los últimos cuatro días”, dijo Issa.

Un testigo dijo que el lunes miles de personas huyeron de las ciudades Idlib de Ariha y Saraqib, y que se vio a camiones y automóviles arrastrándose en un tráfico atascado hacia zonas, incluida la ciudad de Azaz, cerca de la frontera con Turquía.

El Observatorio estimó que unas 120.000 personas habían huido de los campos alrededor de Alepo e Idlib en los últimos 12 días. Los trabajadores humanitarios dijeron que la mayoría se habían trasladado a zonas relativamente más seguras del norte de Siria, cerca de la frontera turca.

Turquía, que apoya a algunos grupos rebeldes opuestos a Assad, ya acoge a más de 3.5 millones de refugiados sirios y teme que otros millones más puedan cruzar pronto la frontera.

Fuente: https://israelnoticias.com/siria/noroeste-siria-assad-idlib/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+israelnoticiascom+%28Noticias+de+Israel%29
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario