Presencia de Hezbola en Venezuela, tema clave en cumbre anti-terrorista en Bogotá


Expertos de 20 países, autoridades gubernamentales y representantes de tres países observadores (Israel, Venezuela y Estados Unidos) se reunieron domingo y lunes en  Colombia en el marco de la III Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha Contra el Terrorismo. Participaron también organismos multilaterales como la ONU,la OEA,Interpol y Ameripol. Todo, con la mira en el problema del terrorismo para América Latina.

El objetivo era analizar los vínculos entre el terrorismo internacional y el crimen organizado que también cruza fronteras. El narcotráfico y otras actividades económicas ilícitas, unen hoy en día a terroristas y narcos. Combatir a uno permite combatir al otro, mediante la posibilidad de compartir información judicial y financiera.

Con esto de fondo, estaba claro de antemano que la situación de la Venezuela del dictador Nicolás Maduro y la presencia en su territorio de la organización terrorista Hezbola, sería un tema central.

"Irán con su brazo armado Hezbolá, está en Venezuela y eso no es aceptable", declaró en la cumbre el Secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo.

Y lo clave, en el contexto continental, es que más países latinoamericanos se suman a la lista de quienes designan a Hezbola como organización terrorista.

El presidente colombiano  Iván Duque confirmó la presencia de Hezbola en la vecina Venezuela. “Hemos visto la presencia de células de Hezbollah en países como Venezuela, con la anuencia y la connivencia de la dictadura de Nicolás Maduro”, dijo Duque, asegurando que América Latina ha sido afectada por el terrorismo y que entre otras cosas. Se han detectado acciones de diferentes organizaciones del crimen organizado internacional.

Duque señaló que  el 17 de enero el Consejo de Seguridad Nacional de Colombia aprobó por unanimidad la adopción de los listados de Estados Unidos y la Unión Europea de personas y organizaciones terroristas "con el fin de enfocar los esfuerzos de las autoridades del Estado contra esas amenazas".

Invitó a los países representados en la Cumbre a “adoptar todas las resoluciones emanadas del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

Se refirió, explícitamente, a la Resolución 1373 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la cual –explicó- “es muy clara y contundente en que no se puede permitir a ningún Estado que promueva, que albergue, que patrocine o que facilite actividades terroristas en su territorio”.

Insistió en que los países que violan esta Resolución y que incurren en estas prácticas que favorecen a las organizaciones terroristas “merecen ser sancionados, denunciados y merecen, además, que esa reacción sea una reacción de manera colegiada, a través de todos los foros multilaterales posibles”.

En el acta de la sesión del citado Consejo se estableció que “en Colombia y en América Latina hay presencia de grupos terroristas como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), Sendero Luminoso y Hezbolá, que constituyen una amenaza a la paz y la seguridad internacionales”.

La lista de países latinoamericanos que declaran a la organización chiita pro-iraní Hezbola como terrorista, va creciendo. Es bueno, es lógico, es una forma de defenderse.

La lista, lejos está de ser completa, pero va por buen camino: Paraguay y Argentina fueron los primeros (al parecer el flamante Presidente argentino Alberto Fernández pensaba revocar la decisión al respecto de su antecesor Mauricio Macri, pero finalmente la mantuvo), este lunes se sumaron Colombia y Honduras y según declaró el Secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo, se ve que también Guatemala.

En el 2013 entrevistamos al entonces Fiscal de la causa AMIA, el Dr. Alberto Nisman, de  cuyo asesinato se cumplieron el sábado último 5 años. Estos fueron algunos de sus conceptos respecto al peligro del terrorismo en la región, planeado por Irán. Hezbola es claramente su brazo ejecutor.

“Irán instala estaciones de Inteligencia para que, llegado el momento, gran parte del aparato para cometer un atentado terrorista, esté pronto. O sea, preparan la base para actuar  en caso que por algún motivo -como fue en el caso de Argentina una sanción por el incumplimiento de los contratos de transferencia de tecnología nuclear- o si desean “remover un obstáculo”, deciden cometer ya el atentado y gran parte del aparato estará armado y faltará únicamente ultimar detalles. Pero lo más importante ya lo tienen listo”.

Nisman nos dijo en su momento que Irá había actuado de esa forma, claramente, en Uruguay, Brasil, Chile, Paraguay, Colombia, Trinidad y Tobago, Surinam y Guyana.

Hezbolá es el brazo de Irán en Líbano. Su infiltración en comunidades más que nada chiitas en Sudamérica no tiene lógica ninguna, a menos que haya malas intenciones de por medio. Por eso, garantizar que se lo pueda combatir efectivamente, es clave.

Por Ana Jerozolimski
Fuente: Semanario Hebreo Jai
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario