UN TERCIO DE LOS JÓVENES ISRAELÍES NO SE ALISTAN EN LAS FDI

Casi la mitad de los jóvenes israelíes no comienzan o terminan su servicio militar, y al menos un tercio de los hombres obtienen exenciones por motivos de salud mental.


La alarmante cifra basada en los datos de las FDI, publicados por primera vez en el diario Yediot Aharonot, muestra que el 32.9% de los hombres obtienen exenciones del ejército y casi la mitad (47.9%) no completan su servicio militar.

La preocupante tendencia es aún más grave en el caso de las mujeres, ya que el 44.3% está exento del servicio militar, de acuerdo al sitio The Jerusalem Post.

Las cifras muestran una clara tendencia a la disminución en el alistamiento a las FDI entre ambos sexos. Por ejemplo, en 2007 una cuarta parte de los hombres no se alistó, en 2015 la cifra aumentó al 26.9% y en 2019 al 30%.

Además, en la última década se ha registrado un descenso en el alistamiento general a unidades de combate: 81 por ciento en 2011 y 65 por ciento en 2018.

Dado que miles de jóvenes aún no se han alistado, la cifra no es marginal para las FDI.


La Dirección de Recursos Humanos ha señalado una serie de circunstancias que explican el aumento de las exenciones. Principalmente, un gran número de reclutas llegan con documentos médicos que afirman que padecen de enfermedades mentales que les impiden servir en el ejército.

La tendencia no se debe a un aumento repentino de las enfermedades mentales, sino más bien a una disminución de la motivación para servir en el ejército, lo que lleva a los jóvenes a fingir enfermedades mentales para evitar el servicio militar.

En noviembre, un informe de Maariv señaló que el número de jóvenes ultraortodoxos exentos es mayor al número de reclutas laicos potenciales que no sirven en el ejército debido a enfermedades mentales.

Por ejemplo, los datos de dos años muestran que el número de exenciones por enfermedad mental entre la población secular aumentó un 29 por ciento, de 1.625 a 2.097, y entre los hombres religiosos de 262 a 391 exenciones por año.

Según los datos, de los 4,500 jóvenes que obtuvieron exenciones, el 44.7% fueron ultraortodoxos, 46.6% laicos y otro 8.7% religiosos sionistas.

La exención del servicio militar está contemplada en la Ley del Servicio de Seguridad, que permite eximir a los reclutas por motivos médicos o psicológicos, así como por embarazo, religión (los que estudian en una yeshiva y mujeres observantes), así como por objeción consciente.

Fuente: © EnlaceJudíoMéxico / JPost
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario