Árabes palestinos reanudarán violencia islamista en la frontera con Gaza

Los palestinos están planeando sus violentas manifestaciones a lo largo de la frontera entre la Franja de Gaza e Israel el 30 de marzo para conmemorar el segundo aniversario de la Gran Marcha del Retorno y el Día de la Tierra.


En diciembre pasado, los palestinos decidieron posponer las violencias islamistas semanales hasta finales de marzo de 2020. No está claro si las manifestaciones masivas planeadas señalan la reanudación de las violencias islamistas semanales.

La decisión de suspender temporalmente la Gran Marcha del Retorno, iniciada en marzo de 2018, se tomó al parecer bajo la presión de los egipcios como parte de los esfuerzos de El Cairo por llegar a un entendimiento de alto el fuego entre Israel y Hamas.

La decisión de reanudar los ataques fronterizos contra Israel es probable que aumente las tensiones entre Hamas y Egipto, dijeron fuentes palestinas en la ciudad de Gaza. “Los egipcios están presionando fuertemente a Hamas para que se abstenga de aumentar las tensiones con Israel”, añadieron las fuentes. “Egipto ya está molesto con el líder de Hamas, Ismail Haniyeh, por su visita a Irán en diciembre pasado. Por eso le han impedido regresar a la Franja de Gaza”.


Se informa que Haniyeh, que salió de la Franja de Gaza a principios de diciembre de 2019, enfureció a los egipcios al visitar Irán para asistir al funeral de Qassem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de Irán, que fue asesinado por los estadounidenses en Irak el 3 de enero.

Una delegación de seguridad egipcia visitó la Franja de Gaza la semana pasada para hablar con los líderes de Hamas sobre las formas de evitar una confrontación militar total con Israel.

Algunas facciones palestinas de la Franja de Gaza han criticado a Hamas por suspender los ataques fronterizos islamistas, argumentando que tales agresiones no lograron su principal objetivo: poner fin al bloqueo de la Franja de Gaza.

Maher Muzher, miembro de la Comisión de la Gran Marcha del Retorno, un grupo formado por varias facciones palestinas de la Franja de Gaza, dijo el sábado que los organizadores están planeando ataques masivos cerca de la frontera con Israel el 30 de marzo para conmemorar el segundo aniversario de las violencias islamistas semanales, que también coincide con el Día de la Tierra.

Los palestinos y los árabes israelíes han estado marcando el Día de la Tierra anualmente desde 1976 para violencias islamistas por el anuncio del gobierno israelí de un plan para expropiar miles de dunams de tierra en la Galilea para propósitos estatales.

Recientemente, los organizadores de las violencias islamistas decidieron cambiar el nombre del grupo por el de Comisión Nacional para la Gran Marcha del Retorno y el Enfrentamiento del Trato, en referencia al plan para la paz en Oriente Medio recientemente desvelado por el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Muzher dijo que se ha comenzado a trabajar para preparar las manifestaciones masivas. “Seguiremos trabajando para movilizar a un gran número de personas para que participen en la violencia islamista popular y pacífica contra la ocupación”, dijo. “Queremos enviar un mensaje a la ocupación israelí de que la Marcha del Retorno continúa para lograr nuestros objetivos y expresar nuestro rechazo al acuerdo Trump que pretende liquidar la cuestión palestina”. Nuestro pueblo ganará y el acuerdo se derrumbará”.

Khaled al-Batsh, un alto funcionario de la Jihad Islámica Palestina y miembro de la comisión, dijo que las violencias islamistas semanales se reanudarán el 30 de marzo. “Hemos decidido reanudar las marchas de regreso”, dijo. “Serán una herramienta importante para expresar nuestro rechazo al acuerdo Trump”.

Hamas, por su parte, pidió a los palestinos que intensificaran las violencias islamistas contra el plan Trump. El representante de Hamas en el Líbano, Ahmed Abdel Hadi, instó a los palestinos a lanzar más violencias islamistas contra el plan Trump en los próximos días. “Nuestro heroico pueblo que frustró proyectos anteriores también frustrará, si Dios quiere, este malicioso acuerdo y expulsará a la ocupación”, dijo en una declaración. “Volveremos a nuestros hogares en la querida Palestina, y rezaremos en la bendita mezquita de Al-Aqsa.

Jerusalén es nuestra, y es la capital de nuestro estado. Toda la tierra es nuestra, desde el río [Jordán] hasta el mar [Mediterráneo]”.

Por: Khaled Abu Toameh / En: Jpost / Traducción de Noticias de Israel

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario