Cerca de 700.000 sirios se desplazan a Turquía tras recientes ataques en Idlib y Alepo

Miles de personas en la provincia de Idlib se han quedado sin hogar, como resultado de la campaña del régimen sirio contra las zonas controladas por la oposición.


Las Naciones Unidas revelaron el jueves que 700.000 sirios están huyendo hacia las fronteras turcas, debido a la campaña del régimen sirio que logró victorias en Idlib y Alepo.

“Movimientos masivos de tropas que hacen retroceder cientos de kilómetros cuadrados y ponen -creo que ahora- a 700.000 personas que ya están desplazadas internamente en marcha una vez más hacia la frontera turca, lo que creará entonces una crisis internacional”, confirmó el enviado especial de los Estados Unidos para Siria, James Jeffrey.

El régimen sirio, respaldado por las fuerzas aéreas rusas y las milicias iraníes sobre el terreno, hizo rápidos progresos en Idlib la semana pasada, lo que provocó una gran agitación en la región, donde millones de personas han buscado refugio desde el estallido de la revolución siria hace casi nueve años.

Los rebeldes sirios, apoyados por Turquía, atacaron el sábado las posiciones del gobierno al noreste de Alepo, según fuentes rebeldes y un monitor de guerra, lo que abrió un nuevo frente contra las fuerzas del ejército sirio que han hecho importantes avances en el cercano Idlib durante la última semana.

El ataque se centró en el territorio cercano a la ciudad de al-Bab, que está controlada por Turquía y sus aliados de la oposición sirios desde 2017. Los medios de comunicación estatales sirios no mencionaron un nuevo ataque. Las fuerzas turcas no participaron, según fuentes de los rebeldes.

Las fuentes rebeldes dijeron que sus combatientes habían tomado tres pueblos hasta ahora. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que supervisa la guerra, la describió como un feroz ataque “llevado a cabo por facciones leales a Ankara”.

Las fuerzas del gobierno sirio, respaldadas por el poder aéreo ruso, han hecho rápidos avances en Idlib esta semana, capturando la ciudad de Maarat al-Numan que está situada a unos 100 km al suroeste de al-Bab.

Idlib y la zona al norte de Alepo forman parte del último territorio importante de Siria en manos de los rebeldes, donde el Presidente Bashar al-Assad ha recuperado la mayor parte del terreno que antes ocupaban sus enemigos con el apoyo de Rusia e Irán.

El último avance Idlib del gobierno ha desencadenado una nueva ola de desplazamientos de civiles, con cientos de miles de personas desplazándose hacia la frontera turca. El presidente turco Tayyip Erdogan dijo el viernes que Turquía puede lanzar una operación militar en Idlib a menos que se detengan los combates allí.

El enviado especial de EE.UU. para Siria, James Jeffrey, dijo el jueves que los combates en Idlib levantaron el espectro de una crisis internacional.

Turquía, que ya alberga 3,6 millones de refugiados de Siria, teme una nueva ola de inmigrantes de Idlib. Tiene 12 puestos de observación militar alrededor de Idlib, establecidos en virtud de un acuerdo de 2017 con Rusia e Irán, y varios de ellos han sido rodeados desde entonces por las fuerzas gubernamentales sirias que avanzan.

Fuente: Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario