¿Cómo los medios occidentales se convirtieron en el idiota útil de Gaza?


POR BEN DROR YEMINI

Cada vez que Jerusalén decide embarcarse en una operación militar en el enclave dirigido por Hamas, encuentra que su superioridad militar sobre las facciones terroristas de Gaza es cancelada por una ola de gritos de reporteros y expertos tan pronto como surgen las primeras imágenes brutales de la guerra.

El gobierno otorgó permisos de trabajo a los comerciantes de la Franja, amplió la zona de pesca, permitió que el dinero fluyera desde Qatar, e incluso envió altos funcionarios a Doha para asegurarse de que así fuera, pero todo fue en vano.

Las facciones de Gaza continuaron su campaña contra Israel utilizando cohetes de bajo costo que cuestan enormes cantidades de dinero para contrarrestar.

¿Cómo ha llegado exactamente Israel a esta coyuntura? ¿Cómo se ha vuelto tan indefensa esta superpotencia militar, en comparación con los grupos terroristas?

Una explicación es que el mundo libre solo llama a Hamas cuando Israel está bajo fuego, pero tan pronto como Jerusalén decide responder militarmente, las condenas inmediatamente dan un vuelco.

Derrotar el terrorismo islámico se considera legítimo en cualquier otro lugar del mundo, pero Israel no puede hacer lo que Estados Unidos y la OTAN pueden hacer, incluso cuando luchan contra un grupo racista yihadista que controla toda la Franja de Gaza.

Jerusalén simplemente no puede ignorar la presión internacional. No pudo hacerlo en 2006, durante la Segunda Guerra del Líbano contra el Hezbolá respaldado por Irán, y no en 2009 y 2014 contra Hamas en Gaza.

Tan pronto como las imágenes que mostraban las secuelas de las redadas israelíes aparecieron en los medios de comunicación, comenzaron las demandas para el cese de las hostilidades.

Hamas puede atribuirse la incapacidad de Israel de derrotarlo de una vez por todas. Occidente ignora la verdadera cara del grupo terrorista palestino.

Es una organización antisemita que llama a la destrucción de los judíos; su medio de comunicación oficial enseña a los niños sobre la necesidad de matar judíos.

Mientras tanto, sus líderes religiosos piden que se capture a Roma en interés de la hegemonía islámica, tal como prescribe la ideología del Estado islámico.

Algunos escritores progresistas han sostenido que disparar cohetes y misiles contra las comunidades israelíes es un esfuerzo de los palestinos para recordar al mundo los errores cometidos contra ellos. Algunos incluso han calificado la respuesta de Israel a los ataques como un acto de terrorismo de estado.

Estos escritores son propagandistas al servicio de Hamas y están derrotando a Israel en la batalla por la opinión pública.

Cualquier futura acción militar israelí contra los grupos terroristas en Gaza probablemente se encontrará con la misma condena y las FDI serán detenidas tan pronto como aparezcan las primeras imágenes brutales de guerra.

Esta es la trampa de Gaza que Israel aún no ha podido esquivar.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron
Fuente: Ynet
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario