Coronavirus se propaga más rápido fuera de China, aumentando los temores globales

El número de nuevas infecciones de coronavirus dentro de China – la fuente del brote – fue superado por primera vez por nuevos casos en otros lugares el miércoles, con Italia e Irán emergiendo como nuevos epicentros de la enfermedad de rápida propagación.


Asia informó de cientos de nuevos casos, Brasil confirmó la primera infección de América Latina y la nueva enfermedad -COVID-19- también se detectó por primera vez en Pakistán, Suecia, Noruega, Grecia, Rumania y Argelia.

Las autoridades de salud de los Estados Unidos, que han manejado 59 casos hasta ahora – en su mayoría estadounidenses repatriados desde un crucero en Japón – han dicho que es probable que se produzca una pandemia mundial.

El presidente Donald Trump, que acusó a los canales de televisión por cable de exagerar el peligro y de “aterrorizar a los mercados”, va a dar una conferencia de prensa el miércoles por la noche, un probable intento de tranquilizar a los mercados y al público sobre la respuesta del gobierno ante el coronavirus. Será una de las pocas veces en que el presidente se presente en la sala de reuniones de la Casa Blanca.

Los mercados bursátiles de todo el mundo han perdido 3,3 billones de dólares en cuatro días de negociación, según el índice MSCI de todos los países.

Wall Street revirtió las ganancias anteriores el miércoles por la tarde y los precios del petróleo cayeron a su nivel más bajo en más de un año, asustado en parte por los funcionarios de salud que dijeron que docenas de personas que habían estado en China estaban siendo monitoreadas en los suburbios de la populosa ciudad de Nueva York – aunque no se han encontrado casos confirmados.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, instó al gobierno federal a hacer más estrictas las pruebas para los visitantes de una serie de países en los que el coronavirus se ha estado propagando, añadiendo que su detección final en la ciudad era “100% segura”.

Se cree que el coronavirus que puede llevar a la neumonía se originó en un mercado de venta de fauna silvestre en la ciudad central china de Wuhan a finales del año pasado. Ha infectado a unas 80.000 personas y matado a más de 2.700, la gran mayoría en China.

Aunque las medidas radicales de cuarentena han ayudado a reducir la tasa de transmisión en China, se está acelerando en otros lugares.

Alemania, que tiene alrededor de 20 casos, dijo que ya era imposible rastrear todas las cadenas de infección, y el Ministro de Salud Jens Spahn instó a las autoridades regionales, los hospitales y los empleadores a revisar su planificación para la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que China había reportado 412 nuevos casos el martes, mientras que había 459 en otros 37 países.

Sin embargo, el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aconsejó el miércoles a los diplomáticos en Ginebra que no hablaran de una pandemia, que la OMS define como la propagación mundial de una nueva enfermedad.

“Usar la palabra pandemia de forma descuidada no tiene ningún beneficio tangible, pero tiene un riesgo significativo en términos de amplificar el miedo y el estigma innecesarios e injustificados, y paralizar los sistemas”, dijo. “También puede ser una señal de que ya no podemos contener el coronavirus, lo cual no es cierto”.

La OMS dice que el brote alcanzó su punto máximo en China alrededor del 2 de febrero, después de medidas que incluían el aislamiento de su epicentro en la provincia de Hubei. Dijo que sólo se reportaron 10 nuevos casos en China el martes en las afueras de Hubei.

PRIMER CASO LATINOAMERICANO

El primer caso de América Latina fue el de un hombre de 61 años de edad en Sao Paulo, Brasil, que había visitado recientemente Italia, una nueva línea de frente en el brote mundial.

El diagnóstico coincidió con las vacaciones de carnaval, una época de máxima actividad para los viajes nacionales. El índice de acciones de Brasil cayó más del 7%.

Además de Brasil, los italianos o las personas que visitaron Italia recientemente han dado positivo en Argelia, Austria, Croacia, España, Grecia, Rumania, Suecia y Suiza. La propia Italia ha notificado más de 400 casos, centrados en los centros industriales de Lombardía y el Véneto.

Se cerró un hotel en Tenerife, en las Islas Canarias de España, por casos relacionados con Italia.

“Da mucho miedo porque todo el mundo está fuera, en la piscina, propagando el coronavirus”, dijo la huésped del hotel, Lara Pennington, de 45 años.

En Francia, una segunda persona murió, un profesor que no había visitado ningún país con un brote conocido.

En Japón, el Primer Ministro Shinzo Abe pidió que los eventos deportivos y culturales se suprimieran o redujeran durante dos semanas para frenar el coronavirus a medida que aumentaba la preocupación por los Juegos Olímpicos de Tokio de 2020.

Japón tiene casi 170 casos además de los 691 vinculados al crucero Diamond Princess que fue puesto en cuarentena frente a sus costas este mes.

Ha habido casi 50 muertes fuera de China, incluyendo 12 en Italia y 19 en Irán, según un recuento de Reuters.

Mientras que Irán ha reportado sólo 139 casos, los epidemiólogos dicen que la tasa de mortalidad de alrededor del 2% vista en otros lugares sugiere que el verdadero número de casos debe ser mucho más alto.

Se han reportado casos relacionados con Irán en todo el Medio Oriente. Irak impuso prohibiciones de viaje a los países afectados y prohibió las reuniones públicas.

Por: Reuters / En: Jpost / Traducción de Noticias de Israel

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario