El terrorismo palestino no cesa: otro día de lluvia de cohetes sobre el sur de Israel

"Prefiero el repudio de todo el mundo, y no sus condolencias" Golda Meir.


A la Yihad Islámica se le dio nuevamente por lanzar un sin fin de cohetes contra poblaciones civiles israelíes.

A la mayoría de lo cohetes, Israel los neutraliza con el sistema Cúpula de Hierro, una innovación que desarrolló para proteger a sus ciudadanos.




Pero algunos pasan y llegan a su objetivo, cómo este jardín de infantes israelí que fue alcanzado por un cohete lanzado por el grupo terrorista palestino. Afortunadamente no hubo heridos. Tampoco hubo repudio, eso va a llegar recién después de la respuesta israelí.

Una de ellas es la que pueden ver en el segundo video, dónde luego de corroborar el lugar exacto del origen de los lanzamientos, la aviación del Ejército de Defensa de Israel eliminó ese punto de ataque.

Quizás hayan mujeres y niños en ese mismo edificio de la franja de Gaza controlada por Hamás dónde la Yihad Islámica hizo base para asesinar civiles israelíes, quizás. Porque ya lo hicieron en el pasado, porque es su modus operandi, porque del mismo modo que estos terroristas palestinos no tienen pruritos para matar a ciudadanos israelies, tampoco lo tienen para dejar matar a su propia población, exponiéndolos como escudos humanos.

Y como el periodismo es el único género literario que se da el lujo de contar una historia sin principio y sin final, todo va a empezar con el ataque israelí a Gaza, y allí tendrán su fiesta, utilizando como recurso casi exclusivo las estadísticas de los palestinos muertos, sin importar la causa ni la responsabilidad de sus líderes al exponerlos a esto. Cuando merme notoriamente la capacidad de daño de los terroristas palestinos, quizás habrá un alto al fuego, y probablemente todo siga, pero la historia en los periódicos dejará de ser contada. Los niños en Israel volverán a la escuela, los adultos a trabajar, Gaza seguirá bajo la dictadura de Hamás, con el asedio a la población de otros grupos terroristas como la Yihad Islámica que volverán a rearmarse, los medios se ocuparán de otro tema, y bajarán la cuesta porque arriba en su calle se acabó la fiesta.

Por Ale Mellincovsky
Fuente: Facebook
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario