Estados Unidos incluye en su lista negra a jefe paramilitar chiita de Irak

Los Estados Unidos declararon el miércoles que un poderoso líder paramilitar chiíta de Irak es un terrorista, tras una serie de ataques con cohetes.


El Departamento de Estado incluyó a Ahmad al-Hamidawi, secretario general de la facción armada Kataeb Hezbolá, en la lista de “terroristas globales especialmente designados”, congelando cualquier activo estadounidense que pudiera tener y convirtiendo las transacciones de Estados Unidos con él en un crimen.

El grupo en su conjunto, que tiene una estrecha relación con Irán, ha sido designado como grupo terrorista por los Estados Unidos desde 2009.

“Hoy estamos intensificando nuestra presión sobre este grupo terrorista”, dijo Nathan Sales, el jefe de antiterrorismo del Departamento de Estado, en una conferencia de prensa.

Acusó al grupo de tener como objetivo “avanzar en el objetivo del régimen iraní de convertir a Iraq en un estado vasallo”.

El Departamento de Estado señaló la serie de ataques con cohetes de Kataeb Hezbolá, incluyendo el fuego del 27 de diciembre contra una base iraquí que alberga tropas estadounidenses, que mató a un ciudadano contratista estadounidense.

El incidente disparó las tensiones, con los Estados Unidos bombardeando objetivos paramilitares y finalmente matando al general más poderoso de Irán, Qassem Soleimani, en un ataque con un dron en el aeropuerto de Bagdad.

El Departamento de Estado también señaló los indicios de que el grupo estaba detrás de los mortales ataques de francotiradores contra los manifestantes en octubre en Bagdad.

Las protestas nacionales, desencadenadas por preocupaciones económicas, derribaron un gobierno que tenía estrechos vínculos con Irán.

El Secretario de Estado Mike Pompeo habló el domingo por teléfono con el próximo primer ministro designado de Irak, Mohammad Allawi, e instó al gobierno a proteger a las fuerzas estadounidenses.

El asesinato de Soleimani llevó al gobierno provisional a buscar la salida del ejército estadounidense, petición rechazada por el presidente estadounidense Donald Trump, quien amenazó con sanciones si las tropas se ven obligadas a salir.

Fuente: Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario