Israel aísla en domicilio a quienes llegan de 4 destinos en el Este Asiático


En el marco de los esfuerzos por protegerse del Coronavirus que se sigue propagando-aunque en China hablan de números de infectados que van reduciéndose- Israel resolvió que todo aquel que llegue al país proveniente de Tailandia, Singapur, Hong Kong y Macau, deberán “auto-aislarse” durante dos semanas.

La medida fue publicada este domingo por la tarde, por orden del Ministerio de Salud Pública, que llevó a cabo precisamente un congreso especial sobre el tema. “Desde hoy, todo aquel que retorne de los países mencionados, deberá permanecer en aislamiento en su casa durante 14 días, contados a partir de la fecha de la llegada a Israel”, dice el comunicado oficial del Ministerio.

Cabe aclarar que no se trata necesariamente de gente que tenga síntomas de posible contagio del Coronavirus y que lo que determina el aislamiento, es la procedencia. El objetivo, evidentemente, es “evitar en la mayor medida posible la propagación del virus en Israel”.

Esto se concreta pocas horas después de confirmarse que dos pasajeros israelíes a bordo del barco Diamond Princess varado en las costas de Japón, se habían contagiado. A bordo hay más de 3 mil personas y de ellas varias decenas ya se confirmaron como portadores del Virus.

El Profesor Emanuel Grotto vice Director General del Ministerio de Salud Pública, viajó a Japón a fin de ver cómo traer de regreso al país a los israelíes que no están enfermos. Originalmente se habló de devolver a todos los 15 israelíes a bordo, pero es probable que los que ya se contagiaron, tendrán que permanecer hospitalizados en Japón.

El Ministro de Salud Pública Yaakov Litzman (a la izquierda, en la foto de portada) declaró que “si bien hemos tomados medidas de precaución inclusive un poco extremistas, dado que el virus se está propagando y hay contagio en distintos países, estimamos que indefectiblemente el virus llegará también a Israel”.

Hay indicaciones a los hospitales acerca de cómo proceder y también intentos de limitar lo más posible la participación en congresos internacionales, que pueden ser un marco de gran peligro para contagio, si se cuenta con participación de países en los que ya se ha detectado el virus.

Por Ana Jerozolimski
Fuente: Semanario Hebreo Jai
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario