Medios árabes acusan a Israel y EE. UU. de crear y propagar el coronavirus en China

Numerosos informes de la prensa árabe han acusado a los Estados Unidos e Israel de estar detrás de la creación y propagación del mortal coronavirus como parte de una guerra económica y psicológica contra China, informó el Instituto de Investigación de Medios de Comunicación del Medio Oriente (MEMRI).


Un informe del diario saudita Al-Watan afirmó que no era coincidencia que el coronavirus estuviera ausente en los Estados Unidos e Israel, aunque esto es así a pesar de que los Estados Unidos tienen 12 casos confirmados en el momento de redactar este informe.

“Un virus ‘maravilloso’ fue descubierto ayer en China; mañana se descubrirá en Egipto, pero no se descubrirá ni hoy, ni mañana, ni pasado mañana en Estados Unidos o Israel, ni en países pobres como Burundi o las Islas Comoras”, decía el informe.

También acusaba a los Estados Unidos e Israel de estar detrás de otros brotes en los últimos años en China y en el mundo árabe.

“Tan pronto como Egipto anunció, hace unos años, que dependería de las aves de corral [criadas en el país], y que incluso las exportaría al extranjero, es decir, que ya no necesitaba aves de corral de los Estados Unidos, Francia, etc., [de repente] apareció, desde abajo, el virus de la gripe aviar… con el objetivo de cortar de raíz el despertar [económico de Egipto]”, dice el informe.

“Incluso antes de esto, lo mismo se hizo en China… cuando en 2003 [el país] anunció que tenía las mayores reservas de dólares [del mundo] [y] ellos [los estadounidenses] introdujeron el primo del coronavirus, el SARS, en [el país]”.

A principios de febrero, el diario sirio Al-Thawra también afirmó que el coronavirus y otros brotes formaban parte de una guerra entre los Estados Unidos y China.

“Desde el Ébola, el Zika, el SARS, la gripe aviar y la gripe porcina, pasando por el ántrax y el mal de las vacas locas hasta el coronavirus, todos estos virus mortales fueron fabricados por los Estados Unidos y amenazan con aniquilar a los pueblos del mundo”, afirmaba el informe. “[EE.UU.] ha convertido la guerra biológica en un nuevo tipo de guerra, mediante la cual pretende cambiar las reglas del juego y alejar el conflicto con los pueblos [del mundo] del camino convencional”.

Un informe en el sitio de noticias egipcio Vetogate.com se basó aún más en esta teoría, especificando por qué Wuhan fue supuestamente elegido como el epicentro del actual brote.

“Las fábricas americanas son las primeras en fabricar todo tipo de virus y bacterias, desde el virulento virus de la viruela y el virus de la peste bubónica hasta todos los virus que hemos visto en los últimos años, como el de las vacas locas y la gripe porcina”, afirmaba el sitio. “Wuhan, la ciudad que ahora ha sido golpeada por el coonavirus, es una ciudad industrial, pero es sin embargo la octava ciudad más rica de China después de Shangai”.

“Guangzhou, Pekín, Tianjin y Hong Kong, son las principales ciudades del país. El lugar de Wuhan al final de la lista [de las principales ciudades de China] es lo que la convierte en un lugar adecuado para un crimen americano… ya que no es un foco de atención, y el nivel de sanidad allí es seguramente más bajo que en las ciudades más grandes e importantes”. El sitio de noticias añade que hay una motivación económica teorizada para el brote, ya que los supuestos cerebros detrás de él cosecharán los miles de millones de dólares gastados por China en tratamientos de emergencia y medicamentos, “que, por cierto, serán fabricados por una empresa israelí”.

Más de 37.000 personas en todo el mundo se han infectado con el coronavirus a medida que el brote continúa extendiéndose. El número actual de muertos es de más de 800 personas.

Fuente: Jerusalem Post / Memri / Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario