Misiles Rampage, el arma invisible de Israel

La Industria Militar de Israel (IMS) y la Industria Aeroespacial de Israel (IAI) se encuentran actualmente en las etapas finales de desarrollo de un nuevo misil aire-tierra: el Rampage.


El misil Rampage está diseñado para ser lanzado desde un avión de combate a 150 km del objetivo, lo que significa que no será detectado por los sistemas de detección e interceptación del enemigo.

Las dos grandes industrias militares de Israel han llevado a cabo durante el año pasado experimentos conjuntos que han demostrado que el “Rampage” está operativo.

El proceso de producción y venta del misil de 4,7 metros de largo, que pesa media tonelada, incluido su motor cohete, y tiene una ojiva relativamente pequeña que pesa unos 150 kilogramos, comenzará durante el próximo año.

Es probable que la Fuerza Aérea de Israel compre el misil para sus necesidades operativas.

Entre las características del misil se encuentra su capacidad para controlar y monitorear la extensión de su metralla, lo que hará que su ataque sea quirúrgico, preciso y con un daño colateral mínimo, a pesar de que el misil pasa mucho tiempo en el aire desde el momento en que se lanza hasta que alcanza su objetivo.

El método de lanzamiento de artillería de largo alcance ha sido utilizado por la Fuerza Aérea de Israel durante muchos años. Sin embargo, la IMS y la IAI dicen que, a la luz de la nueva capacidad desarrollada (lanzar el misil desde hasta 150 km del objetivo), la relación entre la precisión y la eficacia del ataque y la gran distancia del misil desde el avión de combate es su ventaja más significativa.

El gerente de la División de Misiles y Aeroespacial de la IAI, Boaz Levi, dijo a Ynet que el costo del misil es aproximadamente un tercio del costo de misiles similares que se venden en todo el mundo.

El Rampage ya tiene un comprador potencial, sin embargo la Industria Aeroespacial de Israel no reveló su identidad.

El misil se ajustará a todas las plataformas de ataque, incluidos los aviones de combate F-15, F-16 y F-35 de la fuerza Aérea de Israel, y se utilizará contra baterías antiaéreas, cuarteles generales enemigos, almacenes de armamento y bases logísticas, entre otros.

La ojiva del misil estará guiada por un sistema GPS, que le permitirá atacar tanto de día como de noche y en cualquier condición meteorológica, incluyendo niebla y nubosidad.

El talón de Aquiles del sistema GPS es que puede ser interrumpido con relativa facilidad. Por lo tanto, los desarrolladores del misil agregaron un sistema de navegación adicional basado en algoritmos como respaldo que le dará inmunidad al misil.

El misil tendrá dos tipos de ojivas, la primera diseñada para penetrar en objetivos protegidos con armadura, como los búnkeres y los inmunes a los daños causados por la metralla.

El Gerente de la División de Potencia de Fuego de IMI, Eli Reiter, dijo: “Enviar cuatro aviones de combate con cuatro misiles Rampage nos permite atacar en condiciones que nunca antes habíamos tenido”.

La necesidad de la IAF de ataques de precisión ha aumentado en los últimos años, un ejemplo de ello es el ataque contra bases y almacenes de armas en Siria, de la que las FDI han asumido la responsabilidad hace un mes.

El ejército de Siria lanzó cientos de misiles antiaéreos como represalia a los múltiples ataques de las FDI. A principios de 2018, un misil sirio derribó un avión de combate f-16 de la IAF en la Alta Galilea.

La Fuerza Aérea de Israel atacó hace dos semanas más de 50 objetivos terroristas en Gaza, la zona más poblada del mundo, al tiempo que aplicaba la técnica de máxima precisión, sin que se produjeran bajas durante el ataque.

Reiter de IMI explicó que durante las dos últimas décadas ha habido una tendencia a disminuir el peso de la artillería de los cazas para hacer los ataques lo más precisos posible y disminuir los posibles daños colaterales en todo el mundo.

Fuente: Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario