Aerolíneas cancelan vuelos a Israel en medio de crisis por el coronavirus

Aerolíneas como Iberia, Alitalia, Lufthansa, AirFrance y El Al cancelan vuelos a Israel en medio de crisis por el coronavirus


En el marco de los temores por el nuevo coronavirus y de las estrictas directivas del gobierno destinadas a contener un brote,  aerolíneas europeas cancelaron sus vuelos a Israel el viernes, después de que varias aerolíneas recortarán sus servicios a Israel a principios de la semana.

La aerolínea alemana Lufthansa anunció que cancela todos sus vuelos a Israel debido a la difusión del virus COVID-19.

Lufthansa precisó que cancela todos los vuelos hasta el 28 de marzo luego que Israel prohibiera el ingreso de todos los extranjeros procedentes de Francia, Alemania, España, Austria y Suiza.

“El grupo Lufthansa se ve obligado a cancelar por razones económicas y operativas,”, explicó la compañía alemana.

Los vuelos de Lufthansa, y sus subsidiarias Swiss y Austrian Airlines, a Tel Aviv y Eilat serán cancelados desde el 8 de marzo al 28 de marzo, cuando finaliza el horario de invierno.

La aerolínea nacional italiana Alitalia y la española Iberia detuvieron sus vuelos al Estado judío,i el sitio de noticias Ynet.

Alitalia dijo que había decidido reducir los vuelos a Israel, y desde el 11 hasta el 28 de marzo, todos los vuelos serían cancelados.

Iberia, que tiene siete vuelos semanales entre Madrid e Israel, dijo que suspendería todos los vuelos a Tel Aviv hasta el final del mes.

Por su parte Air France también anunció a sus pasajeros que ha suspendido muchos de sus vuelos

Las cancelaciones se producen cuando las autoridades informaron de dos turistas más que podrían haber traído el virus a Israel.

El Ministerio de Salud dijo el viernes que a un turista francés que visitó Israel esta semana se le diagnosticó el virus después de regresar a casa. Llegó a Israel el domingo en el vuelo 3930 de Transavia, que aterrizó a las 12:30 p.m., y salió el lunes en la misma aerolínea, el vuelo 3933, que despegó a la 1 p.m.

El turista visitó a su familia en Jerusalem, llegando a la ciudad en tren desde el aeropuerto internacional Ben Gurion. Asistió a un evento familiar en una sinagoga de Jerusalén el domingo por la noche y visitó un café el lunes antes de tomar el tren de regreso al aeropuerto, según informó el sitio de noticias Ynet.

Un turista italiano que fue diagnosticado después de regresar a casa llegó a Israel el 23 de febrero en el vuelo AZ806 de Alitalia, informó el Canal 12. Salió de Israel el 25 de febrero en el vuelo AZ809 de Alitalia.

El turista italiano se alojó en el Hotel Dan de Tel Aviv, donde pasó la mayor parte del tiempo y comió la mayoría de las comidas. También visitó la calle Haarba’a en la ciudad.

Los funcionarios de salud llamaron a todos los que estaban en los mismos vuelos para entrar en cuarentena inmediatamente y contactar con el Ministerio de Salud.

La aerolínea húngara de bajo coste Wizz Air, la aerolínea extranjera más activa que opera en el aeropuerto Ben Gurion, dijo el domingo que estaba recortando sus vuelos entre Israel y Europa debido a la baja demanda.

La aerolínea comercial israelí El Al canceló un vuelo a San Francisco y otros a Berlín, Barcelona y Zúrich, bajo el telón de fondo de la caída de la demanda de pasajes internacionales a raíz de los temores al contagio del virus COVID-19.

También se esperaba que El Al cancelara los vuelos del domingo a Munich, Budapest, Amsterdam, Bruselas, Bucarest, Viena y Marsella.

La aerolínea despidió a cientos de empleados y recortó los salarios esta semana mientras lidia con las continuas pérdidas financieras causadas por el brote del virus. La compañía parece ser una de las más afectadas en Israel por el virus, y se espera una pérdida de ingresos de más de 70 millones de dólares.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) advirtió el jueves que el impacto total de los ingresos en la industria podría estar en el rango de 63 a 100 mil millones de dólares.

Hasta el momento, Israel ha adoptado medidas de gran alcance para frenar la propagación del coronavirus, obligando a miles de israelíes a la autocuarentena, prohibiendo a los extranjeros de los países más afectados por el virus, prohibiendo las grandes reuniones y desaconsejando el contacto personal y los viajes al extranjero.

Fue el primer país que instó a sus ciudadanos a abstenerse de realizar viajes internacionales por completo debido al brote.

El miércoles Israel prohibió la entrada a casi todos los no residentes del estado judío que llegaban de Francia, Alemania, España, Austria y Suiza.

Anteriormente ese día, ya había ordenado a los ciudadanos y residentes israelíes de los mismos países a la cuarentena.

Las medidas se suman a las restricciones impuestas anteriormente a las llegadas de China continental, Hong Kong, Tailandia, Singapur, Macao, Corea del Sur, Japón e Italia.

El viernes los informes dijeron que Israel estaba considerando prohibir la entrada a los ciudadanos de EE.UU., y obligar a los israelíes que regresan de los EE.UU. a la cuarentena. Se espera que a los extranjeros del Reino Unido y los Países Bajos se les niegue la entrada la próxima semana.

Entre 50.000 y 80.000 israelíes están bajo autocuarentena y grandes eventos como conciertos y partidos deportivos han sido cancelados debido a las directivas emitidas por el Ministerio de Salud.

La policía israelí anunció el jueves que ha comenzado a tomar medidas enérgicas contra los ciudadanos que violan sus restricciones de gran alcance.

El virus, que surgió en China a finales del año pasado, ha infectado a más de 100.000 personas en más de 90 países, matando a más de 3.400.

Israel ha confirmado 21 infecciones y ninguna muerte, pero un paciente se encuentra en estado grave.

El hombre, un conductor de autobús de Jerusalén Este al que se le diagnosticó el virus el jueves, requirió ventilación artificial, según el Centro Médico Baruch Padeh de Tiberíades.

El paciente condujo un autobús turístico para un grupo de peregrinos griegos que visitaban Israel, Cisjordania y Egipto antes de volver a casa. Veintitrés de los turistas han sido diagnosticados con el coronavirus desde entonces.

La Autoridad Palestina dijo el jueves que siete personas en un hotel en el área de Belén eran sospechosas de haber sido infectadas con el coronavirus por los turistas griegos.

La Autoridad Palestina declaró un estado de emergencia sin precedentes en Cisjordania, cerrando escuelas, prohibiendo turistas y restringiendo las reuniones y el movimiento entre ciudades.

Israel, que controla Cisjordania, puso a Belén bajo llave, prohibiendo a israelíes y palestinos entrar o salir de la ciudad histórica, mientras los funcionarios de ambos gobiernos corren para contener la propagación del virus en los centros de población palestinos.

Fuente: Diario Judío
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario