Amnistía Internacional insta a Irán a liberar a todos los presos políticos


La organización de derechos humanos con sede en Londres, Amnistía Internacional, instó el jueves al jefe del poder judicial de la República Islámica de Irán a liberar a todos los presos políticos y defensores de los derechos humanos detenidos en su vasto sistema penal.

Amnistía instó al jefe del poder judicial de Irán, Ebrahim Raisi, “a liberar de forma inmediata e incondicional a todos los presos de conciencia, incluidos los defensores de los derechos humanos y los detenidos por participar pacíficamente en las protestas de noviembre de 2019 y enero de 2020”. También le insto a que considere urgentemente la posibilidad de poner en libertad a otros presos, “especialmente a los detenidos en prisión preventiva y a los que puedan correr más riesgo de contraer el virus, y a que adopte las medidas necesarias para proteger la salud de todos los presos, incluida la igualdad de acceso a las pruebas”.

En la carta se afirmaba que la organización de derechos humanos estaba “preocupada por el hecho de que cientos de presos de conciencia sigan encarcelados, incluidos defensores de los derechos humanos, manifestantes pacíficos y otras personas detenidas únicamente por expresar pacíficamente sus derechos a la libertad de expresión, asociación y/o reunión. En primer lugar, no deberían estar detenidos. En términos más generales, también me preocupa la salud de todos los presos del Irán”.

Según la carta, “En varias cárceles del país, los presos han dado positivo en COVID-19, lo que plantea graves preocupaciones para otros reos en los mismos pabellones. Según la Organización Mundial de la Salud, algunos grupos de personas parecen correr un riesgo especial de enfermedad grave o muerte, entre ellos los ancianos y las personas con problemas médicos preexistentes”.

“La población carcelaria de Irán incluye a esos grupos. Además, a algunos reclusos se les ha negado sistemáticamente una atención médica adecuada, lo que podría dejarlos más vulnerables a los efectos del virus si lo contrajeran”.

Amnistía dijo que “ha documentado la denegación de atención médica adecuada como medida punitiva contra los presos de conciencia”. Muchos presos en todo el país han suplicado a las autoridades que se ocupen de las condiciones de hacinamiento, falta de higiene e insalubridad de las prisiones que los ponen en mayor riesgo de infecciones por COVID-19. También hay informes de que a algunos presos no se les ha proporcionado suficiente jabón u otros productos sanitarios.

“Muchas familias también han expresado su preocupación por el bienestar de los familiares encarcelados y creen que las autoridades iraníes deberían realizar pruebas sistemáticas a los presos que puedan estar mostrando síntomas de COVID-19”.

La República Islámica de Irán es el epicentro del virus en el Oriente Medio. El total de muertes por coronavirus en Irán hasta el 27 de marzo llegó a 2.926. El Dr. Kianoush Jahanpur, portavoz del Grupo de Trabajo Nacional de Lucha contra el Coronavirus de Irán, dijo que el número total de infecciones por coronavirus es de 32.332.

Fuente: Diario Judío
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario