Aumento de coronavirus entre ultraortodoxos de Nueva York inquieta a autoridades

El aumento de casos de coronavirus entre judíos ultraortodoxos de Brooklyn, en Nueva York, inquieta a las autoridades de la región, que van a “investigar” la situación en las zonas donde se concentra la comunidad, cuya vida diaria gira en torno a ceremonias y actividades en grupo.


“Es algo nuevo en nuestro radar y lo vamos a investigar hoy”, dijo este miércoles en una conferencia de prensa el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, ante las preguntas de los periodistas.

Cuomo señaló asimismo que el centro de la epidemia en el estado de Nueva York está pasando del condado de Westchester, donde se dieron inicialmente la mayoría de las infecciones en la región, a la Gran Manzana, donde hay una gran densidad de población.

La preocupación de las autoridades se produce después de que el medio judío Jewish Telegraphic Agency asegurara el martes que al menos 100 miembros de la comunidad ultraortodoxa de Brooklyn habían sido diagnosticados con coronavirus en los barrios de Borough Park y Williamsburg.

Una trabajadora de Asisa en su centro de Borough Park que pidió permanecer en el anonimato confirmó a Efe que hay más de 100 casos de coronavirus en su clínica. “Estoy teniendo que llamar a todos uno por uno para informarles de los resultados”, explicó.

Mientras, John Lieberman, el consejero delegado de “Asisa Urgent Care”, una instalación médica que atiende a los judíos ultraortodoxas de Brooklyn, confirmó en un comunicado que ya son más de un centenar los casos en esta comunidad estrechamente unida, en la que además las familias numerosas son muy comunes.

“Estamos trabajando en educar a la comunidad judía y en particular informarles que es crucial que se sometan a una cuarentena, que se alejen de la gente, que se queden en casa y no se congreguen”, dijo Lieberman en un comunicado.

“Esperamos que la comunidad siga entendiendo la importancia de este problema”, agregó.

Pese a que la ciudad de Nueva York ha prohibido las concentraciones de más de 50 personas para tratar de contener los contagios, cientos de personas acudieron este martes a una boda judía ortodoxa en Brooklyn y permanecieron en grupo en la calle después de que el Departamento de Bomberos de Nueva York acudiera al lugar a poner fin a la fiesta.

“Todo fue exactamente como hubiera sido si no hubiese ningún tipo de pandemia”, dijo al diario The New York Times uno de los músicos que participó en la celebración, que dijo que antes de la boda asumió que el evento sería cancelado.

Según varios medios judíos, Avi Berkowitz, una consejera del presidente de EE.UU., Donald Trump, organizó en la noche del martes una teleconferencia con varios líderes de la comunidad judía en Nueva York para subrayar la importancia de que este sector de la población no continúe con sus actividades diarias y que imponga normas de distanciamiento.

Por su parte, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, negaba este lunes en su rueda de prensa diaria que exista una concentración de casos de coronavirus entre los judíos ultraortodoxos.

“Si tuviéramos una concentración, les aseguro que se los diría”, dijo a los periodistas. “Lo pregunto todos los días, y no tenemos ninguna concentración en la ciudad de Nueva York”, zanjó.

Este miércoles, el número de casos confirmados en Nueva York asciende a 2.383, 1.008 más que un día antes, con la mayor parte de ellos (1.339) concentrados en la Gran Manzana, donde hay 695 nuevos positivos.

Fuente: La Vanguardia
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario