Cerca de 100.000 israelíes en aislamiento mientras Israel expande cuarentena a nuevos turistas

Con al menos 50.000 personas en cuarentena, el Ministerio de Salud de Israel amplió el miércoles su lista de órdenes restrictivas, lo que probablemente llevará a miles de israelíes más a un aislamiento domiciliario. Según algunos informes, hasta 100.000 personas están actualmente en cuarentena por coronavirus.


“Tenemos que entender que estamos en medio de una epidemia mundial”, dijo el primer ministro Benjamin Netanyahu durante una conferencia de prensa, “la más peligrosa de estas epidemias en los últimos 100 años”.

Dijo que Israel está en una de las mejores posiciones de cualquier país occidental.

“Tuvimos que tomar medidas duras, incluso muy rígidas para frenar la propagación del coronavirus en Israel, y de hecho lo hizo”, dijo el primer ministro. “Hoy tomaremos pasos similares, docenas de pasos más”.

Esos pasos incluyen que una persona que regrese al país desde Alemania, España, Francia, Suiza o Austria deberá entrar en cuarentena durante 14 días. Esta restricción es retroactiva y se aplica a partir de la fecha en que una persona regresa a Israel.

El miércoles se esperaba que aterrizaran en Israel unos 19 vuelos procedentes de estos países europeos, lo que pondría a cientos de israelíes más en cuarentena, según informó el Canal 12. Muchos de ellos ni siquiera conocerían las nuevas directrices al aterrizar en Israel. Además, ningún extranjero procedente de estos países puede entrar en Israel a menos que pueda demostrar que tiene un lugar en el que puede ser puesto en cuarentena durante el período de tiempo necesario. No se permitirá la entrada de ningún viajero extranjero que haya estado en Irán, Iraq, Siria o Líbano durante los 14 días anteriores a su llegada a Israel.

Como resultado de las restricciones de viaje, el Jefe de Estado Mayor de las FDI, el Teniente General Aviv Kochavi, postergó su próximo viaje a Washington.

Los trabajadores de la salud tienen prohibido viajar al extranjero, y se recomienda que los trabajadores civiles también se abstengan de viajar.

Israel no acogerá conferencias internacionales hasta nuevo aviso, y los ciudadanos que regresen de las conferencias internacionales deberán entrar en cuarentena también. Tampoco se permitirán eventos masivos de más de 5.000 personas, cancelando varios eventos festivos planeados para la próxima fiesta de Purim.

Finalmente, el Ministerio de Salud pide que los individuos se adhieran a una estricta higiene personal y eviten dar la mano.

El Magen David Adom informó que recibió tres veces más llamadas diarias el miércoles después de la reunión del Ministerio de Salud, y pidió al público que llame sólo si tienen síntomas del virus. Todos los demás deben llamar a la línea de emergencia del Ministerio de Salud para el coronavirus.

Como resultado de las nuevas restricciones, el Municipio de Jerusalén emitió un comunicado explicando que está revisando las precauciones y determinando cómo podrían impactar en la Maratón de Jerusalem, que está programada para el 20 de marzo.

Además, un partido de baloncesto entre Hapoel Jerusalem y Peristeri BC en el Payis Arena de Jerusalem se celebró sin fans. La Copa Nacional de Fútbol de Israel también se vio afectada por el anuncio.

La conferencia de prensa tuvo lugar horas después de que se determinara que es probable que cientos de israelíes más entren en aislamiento porque un paciente con coronavirus recién diagnosticado asistió a un partido de fútbol en el estadio Bloomfield de Tel Aviv.

El Ministerio de Salud dijo que cualquiera que entrara por la puerta Seight y se sentara en ciertas secciones y filas del estadio debería entrar en cuarentena domiciliaria, después de que el paciente No. 13, un estudiante de secundaria del Consejo Regional del Brennero, visitara el estadio el 24 de febrero.

Ese mismo día, el Ministerio anunció que los israelíes que habían estado en cuarentena domiciliaria pero que votaron en la “estación de votación de coronavirus” de Klausner Street en Tel Aviv debían prolongar su aislamiento otros 14 días.

Esta petición se hizo porque el “paciente No. 15” fue diagnosticado con el nuevo virus el martes por la noche.

El paciente 15 regresó de Italia el 29 de febrero y había estado en autocuarentena – excepto la hora entre las 10:15 y las 11:15 de la mañana del lunes, cuando salió de su casa para votar en las elecciones.

Otra persona, el paciente No. 14, también fue diagnosticado el martes: un subdirector de escuela primaria de Kiryat Ono.

El paciente No. 13 y el paciente No. 14 contrajeron el coronavirus en la juguetería Red Pirate en Or Yehuda.

Como resultado de que el estudiante fue diagnosticado con el virus potencialmente letal, se pidió a unos 1.500 estudiantes de secundaria, profesores, miembros del personal e incluso conductores de autobuses escolares que entraron en contacto con el estudiante que entraran en cuarentena en su casa.

También se ha puesto en cuarentena a 27 estudiantes de la escuela primaria.

Según el Ministerio de Salud, todos los pacientes recién diagnosticados tienen síntomas leves.

“Todas las instrucciones del Ministerio de Salud han evitado que la enfermedad se extienda”, dijo el Ministro de Educación Rafi Peretz. “Las escuelas y los directores de las escuelas están recibiendo instrucciones claras – no estamos dejando a nadie que se ocupe de esto por su cuenta.

“La decisión de aislar a estos estudiantes fue tomada por el Ministerio de Salud”, continuó diciendo, señalando que el Ministerio de Educación continuaría siguiendo la recomendación del Ministerio de Salud “con la esperanza de que estas acciones impidan una mayor difusión”.

El director general del Ministerio de Salud, Prof. Itamar Grotto, que actualmente está en cuarentena, publicó en Facebook el miércoles para ayudar a informar al público sobre la propagación del coronavirus en Israel y en todo el mundo.

Dijo que actualmente hay más de 93.000 casos del nuevo coronavirus en todo el mundo, y más de 3.200 personas muertas como resultado. Fuera de China, ha habido 13.000 casos reportados y alrededor de 200 muertes.

“En la actualidad, la enfermedad está disminuyendo en China”, dijo, “pero en todos los demás países, estamos viendo el aumento y la propagación de la enfermedad”.

La enfermedad asociada con el coronavirus ha sido nombrada COVID-19 por la Organización Mundial de la Salud.

Grotto nombró a Corea del Sur, Japón, Italia, Irán, Francia, Alemania, España y Suiza entre los países que se sabe que tienen altas tasas del virus, pero dijo que hay otros países sobre los que no tenemos suficiente información, como los Estados Unidos.

“Se estima que la enfermedad está más extendida de lo que se informa, y necesitamos tomar decisiones basadas en información parcial”, dijo, “teniendo en cuenta las diferencias entre los países y sus niveles de preparación”.

En respuesta a una pregunta sobre si las personas deberían renunciar a todo viaje o esperar enfrentarse a la cuarentena al regresar a Israel, Grotto dijo que “los viajes a países en los que ya se conoce un brote deberían reconsiderarse ahora”, y que se debería reconsiderar cualquier viaje en absoluto basándose en la necesidad y el estado de salud personal.

“Se aconseja a las personas mayores, de más de 60 años, o a las personas que tienen afecciones preexistentes, como diabetes, enfermedades cardíacas o respiratorias, que tengan mucho cuidado”, señaló Grotto. “El riesgo para los niños menores de 18 años es en realidad menor”.

Entre las muchas recomendaciones del Ministerio de Salud se encuentra la de que las personas que entran en la categoría de alto riesgo no deben tener ninguna interacción con personas que hayan viajado al extranjero o que tengan algún síntoma similar a los del coronavirus.
Los síntomas del nuevo coronavirus son fiebre, tos y dificultad para respirar.

Grotto añadió que la posibilidad de que uno regrese de una visita y se le exija ir al aislamiento es real y debe ser tenida en cuenta.

“Sin embargo, cabe señalar que, como hay una expansión generalizada [del virus] en Israel, el riesgo de adquirir la enfermedad en Israel no será diferente del que existe en el extranjero, y las recomendaciones del Ministerio de Salud se centrarán más en las directrices dentro de Israel que en los viajes al extranjero”, dijo.

“Creemos que la expansión generalizada en Israel es inevitable”, concluyó Grotto. “Actualmente estamos trabajando en la estimación del alcance de la morbilidad esperada, utilizando modelos matemáticos basados en los conocimientos que tenemos sobre el tema en todo el mundo.

“Parece que estamos tratando de lidiar con esto por lo menos durante los próximos meses, por lo que necesitamos preservar nuestra energía.”

El jueves se celebrará una conferencia en la Universidad de Haifa sobre el coronavirus. Se espera que asistan participantes de colegios y universidades de todo Israel. Recibirán una visión general actualizada sobre la morbilidad y la respuesta del coronavirus en el mundo, y revisarán las directrices del Ministerio de Salud.

El país ha ampliado el número de hospitales que pueden tratar a pacientes con coronavirus. El martes, el Centro Médico de Rambam abrió una unidad de aislamiento. El miércoles, el Centro Médico Rabin-Campus Hasharon en Petah Tikva y el Centro Médico Barzilai en Ashkelon también anunciaron que estaban preparados para recibir a los pacientes de COVID-19. El adolescente de 15 años, paciente No. 13, está en cuarentena en Barzilai.

Hasta ahora, todos los pacientes que requirieron hospitalización han sido tratados en el Centro Médico Sheba, Tel Hashomer.

El miércoles por la noche, Shimon Dahan, un israelí que contrajo el coronavirus mientras estaba a bordo del crucero Diamond Princess en Japón, fue dado de alta del hospital. Dahan fue el tercer israelí que contrajo el coronavirus mientras estaba en Japón, y sus médicos dicen que no representa un riesgo para nadie.

Fuente: https://israelnoticias.com/seguridad/israelies-aislamiento-israel-cuarentena-coronavirus/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+israelnoticiascom+%28Noticias+de+Israel%29
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario