Coronavirus en Israel: La verdad sobre la cantidad de respiradores

Israel sólo tiene 2.864 respiradores artificiales disponibles, incluidos los que pertenecen a las Fuerzas de Defensa de Israel, para lo que se espera que sean 5.000 pacientes coronavirus en estado crítico que requieren respiración artificial.


Al personal médico le preocupa que Israel pueda parecerse pronto a Italia o España, donde el número de pacientes que requieren respiración ha superado significativamente el número de máquinas disponibles, y los médicos se enfrentan a la difícil decisión de a quién ventilar.

“En algún momento podríamos tener que evitar intubar y ventilar a los pacientes con un pronóstico muy malo”, dijo el Dr. Tal Brosh, jefe de la unidad de enfermedades infecciosas del Centro Médico Assuta Ashdod y miembro del comité del Ministerio de Salud que evalúa la amenaza de coronavirus en el país.

Dio el ejemplo de una persona de 90 años con un grave COVID-19 que fue admitida en el hospital junto con un paciente de 50 años. En el caso de un déficit de ventilador, el médico probablemente elegiría conectar al paciente más joven, “que puede salvarse con ese ventilador”, en contraposición a la persona mayor, que permanecerá conectada a la máquina durante dos o tres semanas pero que probablemente aún así fallezca.

“Ahora, no tenemos tantos casos graves”, subrayó Brosh, pero dijo que este dilema ético podría estar más cerca de lo que podríamos pensar.

Hasta el lunes por la mañana, había 74 pacientes en estado grave, más del doble de los pacientes en estado crítico que hace una semana. De ellos, 59 personas están intubadas. En total, 4.247 personas han dado positivo para el virus, y 16 personas han muerto.

“Los respiradores son lo más importante en la lucha contra el coronavirus”, dijo MK Ofer Shelah (Yesh Atid), presidente del Comité del Knesset para el Coronavirus, en una reunión el lunes. Acusó al Ministerio de Salud de no asumir la responsabilidad adecuada para la adquisición de las máquinas de una manera lo suficientemente rápida y eficiente.

El país ha ordenado unos 11.000 ventiladores, pero “no todos llegarán a tiempo” para satisfacer las necesidades de los pacientes más enfermos de Israel, dijo el lunes el Dr. Orly Weinstein, del Ministerio de Salud, responsable de la compra de dichos equipos.

Específicamente, dijo que Israel ha ordenado 11.000 ventiladores, 7.400 monitores y 21.000 sistemas de bombeo. Pero muchos de esos pedidos, que se hicieron recién el 13 de marzo, están atrasados y no se espera que lleguen pronto.

La semana pasada se reveló que el Ministerio de Salud ya sabía desde el 20 de enero que el coronavirus probablemente penetraría en Israel, pero tomó pocas medidas.

“Existe la creencia de que los sistemas llegarán al mismo tiempo o después que las personas que los necesitan”, dijo Weinstein. “Actualmente tenemos 1.400 máquinas disponibles en los hospitales y otras 400 que están siendo transferidas a los hospitales desde los centros médicos de emergencia externos y 70 del sector privado”.

Este número se suma a las 800 a 900 unidades que el director general del Ministerio de Salud, Moshe Bar Siman Tov, dijo que podrían obtenerse del ejército para llegar a los casi 3.000 ventiladores disponibles ahora.

El lunes, se reveló que el Mossad también trajo unas docenas de ventiladores a Israel.

Además, Weinstein dijo que entre 2.000 y 3.000 ventiladores se producirán en Israel en los próximos dos meses. Una compañía entregó 27 el domingo.

Avi Buskila es el presidente y CEO de Sarel, que ha estado buscando el equipo que Israel necesita para combatir el coronavirus. Localmente, una compañía ha estado produciendo cerca de 60 unidades por mes y en pocas semanas se espera que produzca hasta 600 por mes, dijo. Su equipo ha recibido referencias de empresas privadas y está considerando esas compras, pero hasta ahora la mayoría de los proveedores no pueden comprometerse a fechas de entrega exactas, añadió.

“Fui miembro del Subcomité del Servicio Secreto durante seis años”, dijo Shelah. “Conozco bien las capacidades de la institución, y no tenemos al Mossad para entregar 30 respiradores”.

El país ha destinado 4.700 millones de NIS a la lucha contra el coronavirus; más de 3 mil millones de ellos son específicamente para comprar ventiladores y equipo de protección para el personal médico. Sin embargo, como dijo Shelah, no está claro si el país podrá usar el dinero para obtener el equipo necesario. Además, dijo que la “gestión inepta” del Ministerio de Salud podría significar que cuando los ventiladores lleguen, no serán utilizados adecuadamente.

“Hemos descubierto que las partes relevantes del Ministerio de Salud… ni siquiera pueden proporcionar cifras básicas como cuántos respiradores se espera que tengamos en una semana, dos semanas o un mes”, dijo Shelah en la reunión del comité. “Faltan componentes críticos, como las materias primas básicas para la producción nacional, y no hay certeza real de cuándo llegarán las máquinas. Incluso las 900 máquinas de las FDI… aún no han sido asignadas para el momento en que las necesitaremos”.

Hay un problema especialmente agudo con los ventiladores en ciertas áreas de la periferia y Jerusalem, dijo el lunes MK Jaber Asakla (Lista Conjunta).

“En Nazaret, la situación es terrible”, dijo. “Hay un hospital infantil con un solo ventilador y en otros hospitales sólo un puñado de otros”.

El Centro Médico de Galilea en Nahariya, que atiende a unos 500.000 residentes, tiene sólo 30 ventiladores; el Centro Médico de la Universidad de Hadassah en Ein Kerem, en Jerusalem, informó de sólo 55; y el Centro Médico Shaare Zedek, en la capital, sólo 100, informó Ynet.

En el sur, hay importantes diferencias entre Ashkelon y Ashdod: El Centro Médico Barzilai, que atiende a unos 140.000 residentes de Ashkelon, Sderot y Gaza, tiene 114 respiradores; el Centro Médico Assuta Ashdod, que atiende a unos 220.000 residentes y a varios miles de personas de los alrededores, tiene sólo 56 ventiladores. El Centro Médico Soroka de Beersheba, que atiende a más de 200.000 residentes y a miles de beduinos, tiene 191 ventiladores.

El hospital con el mayor número de ventiladores en Israel es el Centro Médico de Saba en Tel Hashomer, con 250 máquinas, según Ynet.

Assutah Brosh dijo al Post que no cree que la actual trayectoria ponga a Israel en riesgo de convertirse en Italia, a menos que ciertas comunidades, como el sector ultra ortodoxo, no practiquen el distanciamiento social.

“Nuestro problema viene de estas comunidades”, dijo. “Podría aumentar muy rápidamente”.

Pero también advirtió que el público no debe ver los respiradores como el milagro y la única solución a la crisis del coronavirus.

“No se puede tomar un paciente, conectarlo a un respirador, y eso es todo”, dijo Brosh. “Si tomas a alguien y lo conectas a un respirador, morirá”.

Una persona que está conectada a u respirador necesita cuidados las 24 horas del día y debe ser supervisada por personal de enfermería y otros profesionales para evitar infecciones asociadas al ventilador y daños pulmonares, de los que el país carece actualmente, dijo. El coronavirus causa grandes daños en el sistema respiratorio y la mayoría de las personas, incluso las que se recuperan totalmente, necesitan semanas de atención, añadió.

A medida que el país trabaja para conseguir más respiradores, Brosh dijo que al mismo tiempo está capacitando a más personal médico para tratar a los pacientes ventilados.

Israel no tiene suficientes camas en las unidades de cuidados intensivos que puedan acomodar a los pacientes ventilados, y hay un esfuerzo concertado en todos los hospitales para aumentar la capacidad de los pacientes con coronavirus, dijo.

Fuente: https://israelnoticias.com/seguridad/coronavirus-israel-cantidad-respiradores/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+israelnoticiascom+%28Noticias+de+Israel%29

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario