¿El coronavirus conducirá a otro aumento en el antisemitismo?

A principios de febrero, la Liga Antidifamación expuso que el brote de coronavirus fue utilizado por extremistas para difundir teorías conspirativas y antisemitas, especialmente utilizando plataformas como el Telegrama de 4chan.


“¡Por fin! La ciencia ha descubierto una cura para la enfermedad más insidiosa de nuestro tiempo… el judaísmo”, escribió un extremista en el servicio de mensajería instantánea encriptada Telegram, según la ADL. La misma persona también se refirió a un informe de noticias de que tres israelíes fueron puestos en cuarentena como posibles portadores de coronavirus con el mensaje “3 abajo, ¡vamos por otros 5.999.997!”, en clara referencia al número aproximado de víctimas del Holocausto.

Un mes más tarde, cuando han surgido varios casos de COVID-19 en la comunidad judía del área de Nueva York, así como entre los participantes en la conferencia del AIPAC en DC, a muchos les preocupa que la epidemia se convierta en otra excusa para el aumento de la retórica y los episodios antisemitas, después de que en los últimos dos años los Estados Unidos ya hayan experimentado un aumento sin precedentes de ataques y crímenes antisemitas.

“Siempre existe la preocupación de que la gente se convierta en chivo expiatorio ante una crisis sanitaria, esto sucede cada vez que hay una pandemia importante: sucedió con los africanos alrededor del Ébola, sucedió recientemente con la comunidad ortodoxa de la ciudad de Nueva York en torno al susto del sarampión que tuvimos”, dijo al Jerusalem Post Alexander Rosemberg, Director Regional Adjunto de la ADL para la región de Nueva York/Nueva Jersey.

Explicó que, en el caso del coronavirus, los problemas comenzaron con las personas que culpaban a los asiático-americanos ya que el virus se originó en China.

“Empezamos a ver cómo los asaltaban en el metro, pero luego se ha trasladado a otras comunidades, incluida la judía”, dijo. “Siempre nos preocupa que esto no vaya más allá de lo que debería. El público debería centrarse más en cómo prevenir que la enfermedad y el virus se propaguen en lugar de culpar a un grupo”.

Rosemberg señaló que la ADL está constantemente monitoreando la situación, y desafortunadamente están viendo contenidos problemáticos en los medios sociales.

“Estamos viendo algunas publicaciones en Facebook y declaraciones de individuos y grupos marginales que emplean tropos antisemitas, especialmente después de lo que sucedió en la comunidad de Westchester, que está bastante cerca de la comunidad de Monsey en el norte del Estado de Nueva York, así como en la Universidad Yeshiva, donde uno de los estudiantes es el hijo de una de las primeras personas infectadas en Westchester”, dijo al Post.

Explicó que, desde el comienzo del brote, la ADL se hizo pública apoyando a la comunidad asiática, y han publicado materiales sobre cómo evitar ser el chivo expiatorio ante una epidemia

Actualmente están centrando sus esfuerzos en dar a la gente recursos para entender mejor lo que está sucediendo a su alrededor.

“Estamos con otras comunidades, y siempre decimos que lo que empieza con el pueblo judío nunca termina con el pueblo judío”, añadió.

“Cuando algo así sucede, depende de cada individuo convertirse en un embajador contra el odio. Si alguien ve que alguien más ha sido culpado por algo que obviamente es un estereotipo, depende de todos ponerle fin a eso con fuerza y firmeza”, concluyó Rosemberg.

“No hemos visto ningún aumento serio del antisemitismo, ni deberíamos. Esta es una crisis global que, sólo en la mente de los teóricos fanáticos de la conspiración antisemita, podría estar de alguna manera vinculada a los judíos”, dijo David Harris, CEO del Comité Judío Americano (AJC) al Jerusalem Post en una declaración.

“De hecho, no me sorprendería si los investigadores médicos israelíes y judíos en los Estados Unidos y en otros lugares se encuentran entre los que ayudarán a encontrar los avances diagnósticos y prescriptivos para derrotar este importante desafío de salud”, concluyó.

Artículo de Rossella Tercatin en The Jerusalem Post | Traduce: Noticias de Israel en español

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario