El coronavirus podría enviar miles de habitantes de Gaza a la frontera con Israel

Tras la identificación de lo que parecen ser los dos primeros casos de coronavirus en la Franja de Gaza, palestinos de 30 y 40 años que habían visitado el Pakistán y regresado a Gaza a través de Egipto y el cruce de Rafah, un funcionario de la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegó a Gaza para observar de primera mano cómo se preparan las autoridades sanitarias locales para hacer frente a la llegada de la epidemia.


Un brote de coronavirus en Gaza conduciría a una “catástrofe”, advirtió la OMS.

Un alto funcionario del Ministerio de Salud palestino le dijo a Israel Hayom el domingo que había “una estrecha cooperación con Israel en el manejo de la epidemia de coronavirus”.

“Esta cooperación nos permite enviar ayuda a Gaza, donde entienden que tenemos intereses comunes. La OMS está ayudando a entregar kits de pruebas y desinfectantes de Israel a Gaza, pero existe una gran preocupación de que si la epidemia se extiende y el tambaleante sistema de salud en Gaza se derrumba, miles [de palestinos] tratarán de llegar a la frontera israelí”, dijo el funcionario.

“Estamos trabajando con las fuerzas de seguridad palestinas y el sistema de defensa israelí para prepararnos para cualquier escenario”, añadió el funcionario.

El sábado por la noche, el Ministerio de Salud de Gaza convocó una conferencia de prensa para informar que dos pacientes de coronavirus fueron tratados en un hospital de campo en Rafah. Ambos pacientes habían estado en cuarentena desde que entraron en la Franja de Gaza, enfatizaron los representantes del ministerio.

El Ministerio de Salud de Gaza también ha ordenado que todos los restaurantes, cafés y lugares de eventos permanezcan cerrados hasta nuevo aviso. Las oraciones de los viernes en las mezquitas de Gaza también se han detenido temporalmente.

Mientras tanto, en Judea y Samaria, las autoridades de Ramallah han intensificado las restricciones a la circulación de los palestinos. El Primer Ministro de la Autoridad Palestina, Mohammed Shtayyeh, ha firmado un toque de queda obligatorio para asegurar que los palestinos no salgan de sus casas entre las 10 p.m. y las 6 a.m. Sólo los trabajadores de los sectores vitales, sanidad y seguridad, podrán viajar libremente en la Autoridad Palestina.

El reglamento, que estará en vigor durante las próximas dos semanas, también prohíbe a los árabes israelíes entrar en la Autoridad Palestina y prohíbe a los palestinos trabajar en cualquier asentamiento israelí.

Además, la bolsa de valores palestina dijo el domingo que cerraría hasta nuevo aviso para proteger al personal y prevenir la volatilidad del mercado en medio de la propagación del coronavirus.

La Bolsa Palestina tiene su sede en Judea y Samaria, donde las autoridades han confirmado 59 casos de coronavirus.

Cuarenta y ocho empresas cotizan en la bolsa, con una capitalización total de mercado de unos 3.800 millones de dólares.

Fuente: Israel Hayom / Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario