Estados Unidos critica a Rouhani de Irán por incitar al odio contra los judíos

El Departamento de Estado de Estados Unidos criticó el miércoles al presidente de Irán Hassan Rouhani por alimentar una teoría de conspiración antijudía que sugiere que los judíos controlan Occidente.


“En mayo, el presidente Rouhani implicó el control judío sobre varios intereses occidentales, diciendo que los discursos de los funcionarios extranjeros que critican a Irán fueron ‘escritos por sionistas palabra por palabra’. Las caricaturas en los medios de comunicación estatales mostraban repetidamente a los funcionarios extranjeros como títeres del control judío”, escribió el Departamento de Estado en su informe recién publicado en la sección titulada “Antisemitismo” que cubre Irán.

El informe decía: “Los miembros de la comunidad judía iraní están supuestamente sujetos a las restricciones y la discriminación del gobierno. Los funcionarios del gobierno continuaron cuestionando la historia del Holocausto, y el antisemitismo siguió siendo un problema generalizado”.

El sistema legal de Irán reconoce a los judíos como una minoría religiosa y permite la representación parlamentaria. Después de la Revolución Islámica de 1979, la abrumadora mayoría de los judíos iraníes huyeron del país debido a la represión. Se estima que había unos 80.000 judíos persas que vivían en Irán antes de la revolución.

Ahora hay unos 9.000 judíos en Irán, según el Comité Judío de Teherán. En 1979, el Tribunal Revolucionario Islámico condenó a muerte al empresario y filántropo judío iraní Habib Elghanian (1912-1979). Fue presidente de la Sociedad Judía de Teherán.

Los judíos iraníes son efectivamente ciudadanos de segunda clase.

El Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo dijo el miércoles en relación con la publicación del informe, titulado “2019 Country Reports on Human Rights”:

“La experiencia enseña que los funcionarios gubernamentales que oprimen, abusan y toleran la negación de los derechos humanos de su propio pueblo son también responsables de crear entornos sociales que están maduros para las crisis económicas y humanitarias, y que fomentan la corrupción, los conflictos violentos y el terrorismo”.

Los gobiernos de EE.UU. han clasificado repetidamente al régimen de Irán como el peor estado patrocinador del terrorismo.

El régimen islámico de Teherán es el principal patrocinador estatal del antisemitismo y la negación del Holocausto, dijo el director general de la Liga Antidifamación, Jonathan Greenblatt, durante una audiencia en el Congreso en enero.

El informe del Departamento de Estado dijo: “La República Islámica de Irán es una república teocrática autoritaria con un sistema político islámico chiíta basado en el velayat-e faqih (tutela del jurista)”.

El informe detallado documenta el uso por parte del régimen clerical de “la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes” a los que se enfrentan los iraníes.

El informe dice: “Numerosas organizaciones de derechos humanos, incluido el Centro de Derechos Humanos en Irán (CHRI), informaron sobre las denuncias de que a finales de 2018 agentes del Ministerio de Inteligencia torturaron a Esmail Bakhshi, activista laboral y principal representante de los trabajadores de la Compañía Azucarera Haft Tappeh en la provincia de Khuzestan, y a Sepideh Gholian, periodista y activista de derechos humanos. Tanto Bakhshi como Gholian fueron obligados a hacer confesiones, que la emisora estatal de la República Islámica del Irán (IRIB) emitió. Las autoridades pusieron en libertad a ambos en diciembre de 2018”.

“Bakhshi publicó una carta en Instagram afirmando que fue severamente golpeado durante los 25 días de detención después de su arresto en noviembre de 2018. Bakhshi, refiriéndose a los agentes del Ministerio de Inteligencia, dijo: “Me torturaron y me golpearon con sus puños y me patearon hasta que iba a morir. Me golpearon tanto que no pude moverme en mi celda durante 72 horas… Me convertí en una rata deshecha”.

“Mis manos todavía tiemblan. Todavía tengo severos ataques de pánico”, decía el informe.

Fuente: The Jerusalem Post / Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario