Ex agente del FBI, Robert Levinson, muere detenido en Irán

Se cree que Robert Levinson, un estadounidense detenido ilegalmente por el régimen de Irán, ha muerto, según escribió su familia en una declaración publicada el miércoles por la tarde.


“Recibimos información de funcionarios de Estados Unidos que ha llevado tanto a ellos como a nosotros a concluir que nuestro maravilloso marido y padre murió mientras estaba bajo custodia iraní”. Se cree que su muerte no está relacionada con el coronavirus, que se ha propagado en Irán. Aparentemente tuvo lugar antes de la amenaza del virus allí en febrero.

“Es imposible describir nuestro dolor. Nuestra familia pasará el resto de nuestras vidas sin el hombre más asombroso que hemos conocido”, escribió la familia en la desgarradora carta. “Si no fuera por las crueles y despiadadas acciones del régimen iraní, Robert Levinson estaría vivo y en casa con nosotros hoy. Han pasado 13 años esperando una respuesta”.

La declaración también señala que el gobierno de los EE.UU. lo dejó atrás durante muchos años. La familia prometió asegurarse de que el régimen iraní y los que lo abandonaron sepan que no se irán. Los elementos del régimen iraní deben ser considerados responsables, señalan.

También apreciaron el apoyo de funcionarios de la administración como el Director de Inteligencia Nacional Richard Grenell, la directora de la CIA Gina Haspel, el Secretario de Estado Mike Pompeo y el presidente de los Estados Unidos Donald Trump. Se mencionaron varios senadores y congresistas por haber apoyado la causa del Sr. Levinson, entre ellos Ted Deutch, Bill Nelson, Marco Rubio y Bob Menéndez.

El gobierno de Trump ha trabajado para liberar a los americanos retenidos en Irán. Levinson, un agente retirado del FBI, desapareció en Irán en 2007. El Departamento de Estado ofreció 20 millones de dólares, mientras que el FBI ofreció 5 millones de dólares por una pista para su localización.

Levinson tenía 58 años cuando desapareció en la isla de Kish, en el sur de Irán. Una foto de Levinson, con barba y retenido en Irán, se proporcionó en 2011. Según Radio Farda y una investigación de Associated Press, el Sr. Levinson había sido “enviado en misión por analistas de la CIA que no tenían autoridad para dirigir una operación de ese tipo”. Esta falta de claridad sobre cómo fue a Irán se sumó al misterio que rodea su desaparición y a la negación de su paradero por parte de Irán durante años.

Con el tiempo, los Estados Unidos han visto a Irán como responsable de su secuestro y los funcionarios lo han descrito como un rehén. Irán recibió el mandato en 2015 de cooperar en el regreso de Levinson. Como muchas cosas, Irán no hizo eso. Irán continúa secuestrando extranjeros, incluyendo académicos y otros que tiene como rehenes. Ha mantenido a periodistas y estudiantes estadounidenses en aislamiento y a académicos desaparecidos.

Irán y sus aliados utilizan el secuestro como método y son frecuentemente recompensados por ello por las potencias occidentales. Los diplomáticos occidentales suelen posar sonrientes con los elementos del régimen iraní y no hacen averiguaciones ni intentan siquiera ayudar a los que están retenidos como rehenes, prefiriendo la amistad al régimen a ayudar a los que sufren.

Fuente: Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario