Khamenei desestima los peligros del coronavirus en Irán: “No es una tragedia tan grande”

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, afirmó en declaraciones el martes que el actual brote de coronavirus chino en su país “no es una tragedia tan grande” y que Teherán puede superarla mediante la “jihad” de la salud.


Khamenei añadió que el régimen islámico se ha dirigido a él con “sinceridad”, a pesar de las quejas generalizadas, incluso de quienes forman parte del gobierno, de que el régimen miente sobre el número de casos.

Irán afirma que ha confirmado 2.336 casos de coronavirus de Wuhan en el país y, entre ellos, 77 personas han muerto. Estas cifras difieren significativamente de lo que sugieren los informes sobre el terreno de los grupos disidentes. La Organización Popular Mojahedin de Irán (PMOI /MEK), una organización disidente que se basa en fuentes dentro del país para sus informes, afirmó el lunes que tenía pruebas de hasta 1.000 muertes por el coronavirus chino en todo el país. Múltiples legisladores iraníes también han alegado que tienen razones para creer que las cuentas oficiales del gobierno están suprimiendo artificialmente el verdadero número de casos.

“Siento que es mi deber agradecer una vez más a estos queridos que están haciendo la Jihad por el bien de Dios con sus inestimables esfuerzos”, dijo Khamenei en su discurso, que tuvo lugar durante una ceremonia de plantación de árboles para la “Semana de los Recursos Naturales” de Irán. “Pido a Alá que traiga salud a los enfermos, que conceda su misericordia a los fallecidos y que conceda paciencia y tranquilidad a los supervivientes”.

Khamenei dijo que cualquier acción que ayude a la propagación del virus “es un pecado” y que todos los ciudadanos iraníes deben obedecer al Ministerio de Salud o enfrentar consecuencias significativas. Intentó presentar el virus como una amenaza leve para el país que no es comparable a otras que el régimen ha enfrentado en el pasado.

“El Coronavirus no es una tragedia tan grande y este país ha superado otras más graves. Sin embargo, suplicar a Alá, buscar la intercesión del Profeta y su Casa, y las oraciones de los jóvenes puros y piadosos son muy eficaces para repeler las grandes tragedias”, afirmó Khamenei. “No quiero decir que no sea importante, pero tampoco exageremos. El Coronavirus afectará al país brevemente y se irá. Pero la experiencia que trae, y las acciones de la gente y los sectores gubernamentales, son como un ejercicio público que permanecerá como un logro”.

El líder supremo también afirmó, a pesar de los informes generalizados en sentido contrario, que su régimen ha “informado con sinceridad y transparencia desde el primer día” sobre el brote.

Varios medios de comunicación tradujeron los comentarios de Khamenei en farsi de manera diferente. Tasnim News, un medio de propaganda iraní, parecía diferir en cierta medida del sitio web oficial de Khamenei, transcribiendo su descripción de un “ejercicio público” como un “ejercicio de guerra”, un lenguaje mucho más belicoso que la traducción del sitio web de Khamenei.

De manera similar, al-Arabiya, una red saudita, tradujo “no es una tragedia” como “no es para tanto”, lo que se lee mucho más despectivamente que la traducción oficial. Arabia Saudita e Irán son rivales regionales e Irán ha desafiado continuamente el control de Riad sobre las ciudades más sagradas del islam, La Meca y Medina.

La insistencia de Khamenei en que Irán ha ofrecido “transparencia” contradice varias observaciones no sólo de grupos de oposición y disidentes, sino de miembros del gobierno iraní que han cuestionado la respuesta al brote. Los primeros casos de coronavirus identificados en el Irán se produjeron en la ciudad de Qom, que tiene una gran importancia religiosa para los musulmanes chiítas y, por lo tanto, atrae a muchos turistas. Al cierre de esta edición, Irán aún no ha ofrecido una explicación de cómo llegó el virus allí, ya que se originó en Wuhan, China central.

Aunque las autoridades sanitarias iraníes afirman que hay algo más de 2.000 casos en todo el país, los funcionarios locales han desestimado esa cifra, afirmando que es imposible que sea tan baja dado lo elevado de las cifras a nivel local. Un legislador iraní, Gholam Ali Jafarzadeh Imanabadi, calificó el recuento oficial de “algo así como una broma”, afirmando que tenía pruebas de que su provincia natal de Gilan tenía cientos de casos más que los contados. Mohammad Hossein Qorbani, un colega de Imanabadi de la misma provincia, también ha acusado al gobierno de ser demasiado lento en ofrecer los resultados de las pruebas, ya que, según se informa, todos los equipos de pruebas tienen que viajar a Teherán y volver para obtener la confirmación del coronavirus.

Irán está utilizando kits de prueba caseros de calidad cuestionable, según el presidente Hassan Rouhani, quien anunció con orgullo que Irán era el único país que fabricaba kits de prueba autóctonos en lugar de pedir ayuda a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los miembros del Parlamento iraní están particularmente enfurecidos con su gobierno porque 23 de ellos han dado positivo en las pruebas del virus, lo que sugiere que Teherán hizo poco para proteger su salud. También entre los niveles más altos del gobierno iraní, uno de los varios vicepresidentes de Irán y el jefe de la respuesta al coronavirus han dado positivo para el virus. Un asesor de alto rango de Khamenei se convirtió en la primera víctima del coronavirus en el gobierno esta semana.

Fuente: https://israelnoticias.com/iran/khamenei-desestima-coronavirus-iran/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+israelnoticiascom+%28Noticias+de+Israel%29
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario