La policía y el Ministerio de Salud de Israel intentan frenar el brote de coronavirus

La policía y el Ministerio de Salud de Israel dijeron el martes que han creado grupos de trabajo especializados compuestos por oficiales de policía e inspectores para prevenir la propagación del virus. Los equipos se asegurarán de que todas las personas aisladas cumplan con las directrices del ministerio, explicó un comunicado.


La policía tendrá acceso a los datos sobre las entradas y salidas de civiles del país a través del Ministerio del Interior para ayudarles a rastrear a los viajeros y controlarlos.

“Hacemos un llamamiento al público y tratamos de cumplir las instrucciones del Ministerio de Salud sobre este tema, ya que ignorarlas perturba el esfuerzo nacional para combatir el brote del virus y su propagación en Israel”, dijo la Policía. “Instamos al público a actuar con moderación y responsabilidad”.

La Policía enfatizó que, hasta ahora, “la gran mayoría de los que están en aislamiento obedecen órdenes y ejercen responsabilidad civil”.

El Ministerio de Salud también amplió sus restricciones al público el jueves, prohibiendo los eventos comunitarios de más de 2.000 personas. Anteriormente, el ministerio permitía que se reunieran hasta 5.000 personas.

“Se espera que este número se actualice a medida que la situación se desarrolle”, dijo el ministerio en un comunicado.

Más de 119.000 personas han sido infectadas por el coronavirus en todo el mundo y 4.298 han muerto, según un recuento de Reuters. Se ha informado de infecciones fuera de China en 117 países.

La Autoridad Aeroportuaria de Israel confirmó que uno de sus empleados, un gerente de su departamento de detección de incendios, ha dado positivo por el virus. La IAA dijo que no había estado en las instalaciones de la compañía durante los últimos 10 días, pero que otros empleados que tuvieron contacto previo con él habían sido enviados a casa para la autocuarentena.

Un total de 76 israelíes han dado positivo en las pruebas del nuevo coronavirus, dijo el miércoles el Ministerio de Salud, incluyendo un segundo caso de “origen desconocido” y el creciente temor de una amplia transmisión local.

Unas 63 personas han sido hospitalizadas, una de ellas en estado grave, y tres están siendo tratadas en su casa. Otras siete personas estaban en camino de ser hospitalizadas, mientras que tres se habían recuperado y habían sido dadas de alta.

Confirmando el segundo caso de “origen desconocido”, el Ministerio de Salud dijo que el paciente varón, denominado paciente No. 71, tenía unos 60 años y procedía del centro de Israel. Actualmente se encuentra aislado en el hospital y se está realizando una investigación epidemiológica para evaluar sus movimientos en los últimos días.

El único caso anterior de “origen desconocido” fue confirmado el domingo, un empleado de Magen David Adom de unos 40 años, conocido como el paciente No. 29.

Desde que el lunes se anunció que todas las personas que entren a Israel desde el extranjero tendrán que pasar 14 días en aislamiento desde su fecha de llegada, tanto ciudadanos como no ciudadanos, miles de extranjeros han abandonado el país.

Más de 10.800 extranjeros salieron de Israel el martes por propia voluntad, según las cifras publicadas por la Autoridad de Población, Inmigración y Fronteras (PIBA) el miércoles, con lo que el total de salidas durante las dos últimas semanas asciende a aproximadamente 197.000.

Un total de 8.945 israelíes entraron en el país el martes, con lo que el total de ciudadanos durante el mismo período ascendió a más de 235.000. Más de 400 extranjeros han sido rechazados en el país desde el viernes en los puntos de entrada de Israel por aire y por tierra, dijo el PIBA.

Fuente: Jerusalem Post / Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario