Operación Rayo de Luz: Las FDI responden para combatir al enemigo microscópico y letal

El portavoz de las FDI, el general de brigada Hidai Zilberman, explicó el jueves lo que el ejército israelí haría para ayudar a combatir el brote de coronavirus en la nación. ¿El nombre de la nueva operación? Rayo de Luz.


Una evaluación de la situación encabezada por el Jefe de Estado Mayor de las FDI, el Teniente General Aviv Kochavi, resultó en la decisión de cambiar el ejército de operaciones rutinarias a medidas antiepidémicas, con un enfoque civil.

“Abrimos una línea telefónica del Magen David Adom en el Comando del Frente Nacional para ayudar al MDA a servir al público. El Comando del Frente Nacional también está a cargo de una línea de emergencia nacional que proporcionará las últimas instrucciones. El número es el 104”, dijo Zilberman.

El ministro de Defensa Naftali Bennett también ha instruido al Comando del Frente Nacional para abrir un centro dedicado a ayudar a los civiles a lidiar con la epidemia. Se espera que el centro esté operativo a principios de la próxima semana.

“Hay mucha confusión y estrés entre el público. Eso es natural. Proporcionaremos respuestas las 24 horas del día, los 7 días de la semana. La línea de ayuda 104 del Comando del Frente Nacional se abrió hoy, y continuaremos con toda la fuerza”, dijo Bennett.

Las FDI están desempeñando una serie de papeles en la batalla contra el coronavirus. El ejército ha lanzado una campaña de donación de sangre con un objetivo diario de 7.000 donaciones. La Unidad 81 de la Dirección de Inteligencia, su unidad de desarrollo de tecnología de punta, mientras tanto, está trabajando en cuatro desarrollos: la adaptación de unidades de ventiladores caseros en ventiladores que vengan a ser utilizados para tratar pacientes con coronavirus; la fabricación de máscaras para proteger al personal médico; la adaptación de vehículos blindados para su uso en el transporte de pacientes; y una aplicación que ayudará al Cuerpo Médico de las FDI a manejar el proceso de pruebas de coronavirus al público.

El comandante de la unidad, el coronel L., dijo: “Como oficiales de una de las entidades tecnológicas más avanzadas de su clase, tenemos la obligación de echar una mano al gobierno y ayudarlo a encontrar soluciones para los desafíos actuales. Trabajaremos de forma creativa y nos ceñiremos a la misión, con el objetivo de controlar esto. Es un gran privilegio para nosotros”.

Si el número de casos de coronavirus confirmados sigue aumentando, las FDI ayudarán a las autoridades civiles a sanear y desinfectar las áreas públicas. Dos batallones del Comando del Frente Nacional están siendo equipados para esa tarea.

Más suministros vitales

Después de que el Director General Adjunto del Ministerio de Salud afirmara esta semana que los equipos de prueba que el Mossad trajo del extranjero eran los “incorrectos”, la Oficina del Primer Ministro dijo: “Estamos utilizando todas las capacidades de la nación para ayudar a lidiar con el coronavirus, incluyendo al Mossad”.

El Director General del Ministerio de Salud, Moshe Bar Siman-Tov, sin embargo, dijo: “Recibimos importantes equipos de pruebas funcionales, que necesitamos para comprobar si hay coronavirus. Nuestro especial agradecimiento al Mossad y al director Yossi Cohen, que nos están ayudando con este asunto”.

“Estamos manteniendo el contacto con el Mossad para asegurar más suministros vitales. Estamos en guerra, y en la guerra, todos trabajan juntos para ganar. Israel está utilizando todas sus capacidades, todo su poder y todos sus cerebros para cooperar y hacer frente al enorme desafío que se nos presenta”, dijo Siman-Tov.

Como parte de los esfuerzos del establecimiento de la defensa para ayudar a las autoridades civiles en este momento, Bennett ha ordenado a la Administración de Adquisiciones del Ministerio de Defensa que compre todo el equipo de protección necesario para los equipos médicos que atienden a los pacientes, así como 2.5000 respiradores para los hospitales de todo el país. El costo proyectado de esta adquisición de emergencia se estima en 50 millones de shekels (14 millones de dólares).

Por: Ariel Kahana, Maytal Yasur Beit-Or | En: Israel Hayom | Traduce: Noticias de Israel en español

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario