“SIEMPRE RESPONDEREMOS AL ANTISEMITISMO CON FIRMEZA Y CONTUNDENCIA” SAMUEL BENGIO, PRESIDENTE DE YAD VASHEM EN ESPAÑA

¿Está dando España una vuelta al antisemitismo? Buscamos la opinión de Samuel Bengio, presidente de Yad Vashem en ese país, para responder esa y otras preguntas.


No cabe duda que el antisemitismo se ha incrementado en Europa en los últimos años y España también ha dado de qué hablar. En días pasados, Ángel Mas, presidente de Acción y Comunicación sobre Oriente Medio, dijo que 58 ayuntamientos en España aprobaron no contratar judíos; en réplica, Isaac Querub Caro, presidente de la Federación de Comunidades Judías de España (FJCE), dijo que dicha información es totalmente falsa.

Es por eso que hoy, en entrevista exclusiva para Enlace Judío, Samuel Bengio, presidente de Yad Vashem en España, nos da su opinión.

Enlace Judío: Ángel Mas dijo que 58 ayuntamientos en España aprobaron no contratar judíos e Isaac Querub Caro dijo que esto es falso. ¿Qué opinas tú al respecto?

Samuel Bengio: Cada uno tendrá la información correspondiente sobre la cual basar sus manifestaciones.

Decir que 58 ayuntamientos españoles han acordado no contratar judíos es impreciso. Esto lo dice un diario y a veces los titulares de la prensa tienden a reorientar los temas en un sentido u en otro, pocas veces en línea con los hechos.

En realidad, lo que más de 100 ayuntamientos, cabildos insulares, diputaciones provinciales y parlamentos regionales han votado es lo siguiente:

– No contratar con empresas ni ciudadanos israelíes.
– No establecer trato alguno con cualquier entidad del Estado judío.
– Excluir de toda relación a las empresas y ciudadanos españoles que colaboramos con Israel.

No obstante, debemos afirmar también que en los últimos cuatro años los tribunales españoles han declarado esos acuerdos de 60 (dos más en los últimos días) gobiernos locales de nuestro país ilegales, discriminatorios, antisemitas e inconstitucionales. ACOM ha centralizado esos esfuerzos legales.

EJ: Por otro lado, el partido político español Podemos es abiertamente anti-israelí, ¿es probable que este partido llegue al poder? Qué tanto éxito tiene este partido hoy en día?

SB: La situación de discriminación institucional anti-israelí que ha estado sucediendo en España desde que llegó el partido Podemos a las instituciones y con el apoyo habitual del PSOE y de separatistas empieza ahora a ser plenamente conocida por la opinión pública española e internacional. Es un hecho muy preocupante.

En política, en los últimos cinco años, poco se ha podido prever no solo en España, también en muchos otros países con tradición democrática incuestionable. Hoy el partido Unidos-Podemos forma parte de la coalición que gobierna España. Esa es la realidad y debemos afrontarla.

EJ: ¿Cuál es tu sentimiento, como Presidente de Yad Vashem España, ante este tema?

SB: Mi sentimiento como miembro de esta comunidad, exdirigente comunitario y presidente de una asociación que reúne a judíos y a no judíos es que la comunidad judía asentada en España ha podido desarrollarse en los últimos 25 años con total normalidad.

Ha crecido gracias al flujo inmigratorio de América Latina y más recientemente de países como Gran Bretaña y Francia, en menor medida. La globalización de la economía y el desarrollo internacional de las empresas tecnológicas y de los fondos de inversión israelíes ha atraído a muchos ciudadanos israelíes a España.

Todas las organizaciones judías presentes han hecho su trabajo en un entorno favorable. Esto no evita que algunos medios de comunicación mantengan posiciones anti-israelíes que sorprenden por su continua parcialidad, ignorancia de la realidad, exageración de los hechos y utilización de términos antisemitas.

EJ: ¿qué le dirías a las personas que afirman que en España se puede percibir un contundente antisemitismo?

SB: No deja de ser este un país en el cual la presencia judía es mínima y localizada todavía en muy pocas ciudades. En España se ha vivido una situación de anti-judaísmo sin judíos durante varios siglos. Ello ha conllevado la formación de prejuicios y estereotipos que han penetrado profundamente determinadas capas de la sociedad española a través del tiempo. Ese estado de ignorancia permanece hoy en determinados niveles de la sociedad y aflora en las encuestas que se hacen, el lenguaje que se utiliza, las opiniones que se manifiestan en los medios, la interpretación de la actualidad…

Hay una ignorancia real de los hechos históricos y una falta de curiosidad por su comprensión en su objetividad mas intrínseca.

Mi experiencia personal es que se han tendido muchos puentes y se ha podido avanzar sin duda alguna. Tenemos cada día más amigos no judíos que comparten con nosotros sus ideas, desarrollan su conocimiento de lo judío para entender y opinar con conocimiento de causa. Instituciones como Centro Sefarad Israel han desplegado una labor extraordinaria. La Federación de Comunidades en su trabajo con las instituciones de este país, las comunidades judías en sus ciudades mantienen un contacto permanente con el entorno. ACOM facilita enormemente la comprensión de la realidad en Oriente Medio. La Asociación Yad Vashem España también trabaja en ese sentido: dar a conocer la realidad histórica en un caso y contemporánea en otro es fundamental.

La realidad es que hay un resurgimiento del antisemitismo en Europa por distintas razones que no cabe analizar ahora, que España está en Europa, que sabemos cuáles son los riesgos y que es nuestro deber responder a él con firmeza y contundencia pero también con serenidad, de manera institucional y con la educación como instrumento principal.

No es admisible que la memoria tenga tan corto recorrido. El antisemitismo europeo sobre el cual se apoyaron los nazis para transformar Europa en un infierno para los judíos no se puede olvidar. Es nuestra obligación mantener el recuerdo de las víctimas y con él, difundir los valores más universales que se desprenden de aquel infame hecho histórico. Y como sabemos, son corrientes que destruyen todo lo judío y lo no judío. Al que le quede alguna duda probablemente acabará como instrumento o como víctima de la misma enfermedad.

Fuente: ©EnlaceJudíoMéxico
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario