Científicos israelíes diseñan respirador de código abierto y bajo costo

Un grupo de científicos y expertos israelíes de diversas empresas, gobiernos, organizaciones y organizaciones sin fines de lucro se han asociado para crear un respirador de bajo costo cuyos planos, diseño y códigos son completamente de código abierto y que tiene el potencial de salvar millones de vidas a medida que la crisis del coronavirus continúa arrasando el mundo.


Como explicó al Jerusalem Post el coordinador del proyecto, el Dr. Eitan Eliram, en los cuatro días transcurridos desde que el material se ha puesto a disposición del público en línea, más de 30.000 personas han accedido al sitio web y más de 100 grupos de expertos de todo el mundo, incluidos Irán, Egipto, Sudáfrica, Guatemala, Italia y los Estados Unidos, ya están trabajando para construir sus primeros prototipos.

“No estamos hablando de un sitio web para el público en general, sino de ingenieros y otros expertos, y conocemos a los grupos que están trabajando en él porque están en contacto con nosotros a través de WhatsApp y de correos electrónicos, para hacer preguntas y entender cómo proceder”, dijo.

“AmboVent” es un dispositivo inspirado en los respiradores de bolsa-máscara de válvula que utilizan los paramédicos cuando ventilan manualmente a los pacientes en una ambulancia, que también ofrece controles para la frecuencia respiratoria, el volumen y la presión máxima de pico. Entre las organizaciones que participan en su desarrollo se encuentran el Maguen David Adom, el Depósito de Electrónica 108 de la Fuerza Aérea de Israel; los médicos de los centros médicos Sourasky de Hadassah y Tel Aviv; Microsoft; Rafael, un contratista de defensa israelí; Industrias Aeroespaciales Israelíes; y los mentores y estudiantes de FIRST Israel, una organización estudiantil de robótica.

Una característica fundamental del proyecto es que no sólo la tecnología es de código abierto, sino que sus componentes pueden construirse fácilmente con herramientas y piezas limitadas, por ejemplo, impresoras 3D y piezas de automóviles, lo que hace que la producción sea mucho más accesible incluso en los países menos desarrollados.

“Mantuvimos el diseño y cada aspecto del mismo muy simple para que fuera lo más fácil posible de reproducir desde cualquier lugar”, dijo.

Los ventiladores son una de las herramientas cruciales para limitar las consecuencias potencialmente mortales del coronavirus. El número de muertes para los países que han experimentado una escasez de ellos en comparación con los casos, como Italia y España, ha sido dramático, y las naciones de todo el mundo se están apresurando a adquirir todos los suministros disponibles a cualquier costo.

Eliram señaló que AmboVent tendrá un costo por pieza de alrededor de 500 a 800 dólares, cuando los respiradores más baratos disponibles en el mercado antes de que comenzara la emergencia costaban alrededor de 6.000 dólares y actualmente es muy difícil encontrar algo por menos de 30.000/40.000 dólares.

Algunos ventiladores se están construyendo rápidamente y se utilizan en zonas donde no hay otra opción: Eliram mencionó a un grupo que trabaja en ellos en un lugar de Alaska que no tiene un hospital local y donde hay que mantener vivos a los pacientes mientras esperan que llegue el helicóptero.

Sin embargo, si bien varios expertos médicos ya han respaldado el proyecto y están llegando solicitudes de todo el mundo, tanto de centros de salud desesperados que carecen de ventiladores como de fabricantes interesados en producirlos, el dispositivo aún no ha sido aprobado por los reguladores de salud.

“Somos una organización de 19 días de antigüedad y estamos planeando incorporarnos como una organización sin fines de lucro pronto, todo lo que queremos hacer es ayudar a otros a construir estas máquinas. Hemos tratado de seguir las directrices, pero hemos descubierto que a veces los reguladores no saben exactamente cómo funcionan estos dispositivos”, dijo el experto al Post.

“Este es nuestro próximo desafío, hemos creado un grupo de trabajo para abordar a los reguladores de todo el mundo. Ya hemos construido varios prototipos y pronto les enviaremos una máquina completa, para demostrarles cómo funciona con la ayuda de un médico y un ingeniero en línea, para que los ventiladores puedan ser aprobados y comience la producción industrial”, dijo Eliram. “Sabemos que en algunos países será más difícil y en otros menos, también porque no tienen nada”.

Eliram señaló que podría tomar unas semanas obtener las aprobaciones, pero que no van a producir “hasta que las recibamos y hasta que estemos 100% seguros de que todo es seguro”.

La máquina también se está sometiendo actualmente a algunas pruebas en el centro médico Hadassah en Jerusalem.

“Estamos rezando para que nadie necesite nuestros ventiladores, pero parece que la necesidad va a explotar si consideramos el número de ventiladores que se necesitan ahora en todas las naciones. Esto ya ni siquiera es un proyecto israelí, es una comunidad internacional de código abierto, que trabaja en conjunto, para traer salud al mundo”, dijo Eliram.

Fuente: https://israelnoticias.com/tecnologia/cientificos-israelies-respirador-codigo-abierto/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+israelnoticiascom+%28Noticias+de+Israel%29

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario