El Mar de Galilea, a rebosar


Un invierno de una pluviosidad extraordinaria ha hecho que el Mar de Galilea (la imagen superior es de 2014), también denominado Lago Kinéret o Tiberíades, esté al límite de su capacidad, cuando en los últimos años lo cierto era lo opuesto, que presentara carencias hídricas por mor de la sequía.

Según la medición efectuada esta misma mañana, el nivel de las aguas es de 208,92 metros, a apenas 20 centímetros de la línea de saturación.

En el pasado, Israel utilizó el Mar de Galilea –uno de los lugares con más carga simbólica para la Cristiandad, por ser escenario de buena parte de la vida pública de Jesús de Nazaret– como su principal suministrador de agua dulce, pero debido a las fluctuaciones que presentaba el volumen embalsado Jerusalén optó finalmente por recurrir a otras fuentes. No obstante, tal y como informó Benjamin Kerstein el pasado día 12, la Autoridad Israelí del Agua ha vuelto a permitir su explotación para tales fines, dado su actual estado de abundancia.

Fuente: ElMed.io
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario