Hamas amenaza a Israel: Si no traen respiradores a Gaza, “los tomaremos por la fuerza”

El jefe de Hamas en Gaza advirtió a Israel que, si no se traen más respiradores para pacientes con coronavirus al enclave palestino, su grupo terrorista “los tomará por la fuerza”.


“Si no se traen respiradores a [Gaza], los tomaremos por la fuerza de Israel y detendremos la respiración de 6 millones de israelíes”, dijo Yahya Sinwar, según los informes de los medios de comunicación hebreos.

El jefe de los terroristas destacó los esfuerzos de Hamas para contener el brote de coronavirus en Gaza, diciendo: “Cuando decidimos establecer instalaciones de cuarentena obligatoria para las personas que regresan a Gaza, sabíamos que sería una decisión difícil que causaría muchas críticas en nuestra contra”.

“Es nuestra primera línea de defensa. No podemos permitir que la epidemia entre en Gaza”, dijo Sinwar, según el Canal 12.

Acusó a Israel de no permitir que los medicamentos entren en Gaza, diciendo que no devolvería los cuerpos de los soldados israelíes hasta que los suministros médicos llegaran.

Se cree que Hamas tiene los restos de los soldados israelíes Oron Shaul y Hadar Goldin, que fueron capturados por el grupo terrorista cuando ambos murieron en la Franja durante la guerra de 2014.

Sinwar, que dirige la respuesta de Hamas a la pandemia, hizo los comentarios por videoconferencia a distancia a la televisión y a las plataformas digitales del grupo terrorista. El discurso pareció ser su primera declaración pública sobre el brote.

El virus ha encontrado un camino hacia Gaza, aunque el enclave mediterráneo ha quedado en gran medida aislado del mundo por un bloqueo israelí-egipcio desde que Hamas le arrebató el control a la Autoridad Palestina hace 13 años. Israel dice que el bloqueo se ha establecido para impedir que Hamas importe armas y otros suministros militares.

Gaza ha confirmado 12 infecciones de coronavirus hasta el martes. Su estado era “estable y tranquilizador”, dijo el Ministerio de Salud de Hamas.

La aterradora posibilidad de un brote en uno de los territorios más poblados del mundo, 2 millones de personas apretadas en un área dos veces el tamaño de Washington, DC, no parece haberse registrado completamente. Muchos en Gaza parecen aceptar las garantías de Hamas de que la amenaza está contenida.

Aunque la circulación dentro y fuera de Gaza ha estado muy restringida desde 2007, no está totalmente aislada. Los dos primeros casos de virus fueron hombres que habían regresado de una conferencia religiosa en el Pakistán, parte de una ola de cientos de repatriados que fueron puestos en cuarentena.

En los últimos días, Hamas ha tratado de reforzar sus esfuerzos de cuarentena, abriendo 18 instalaciones adicionales en clínicas y hoteles y declarándolas fuera de los límites. También ha prohibido los mercados callejeros semanales y ha cerrado salas de bodas, cafés y mezquitas y ampliado los períodos de cuarentena.

En Gaza sólo hay un pequeño número de pruebas disponibles. Los funcionarios internacionales temen que el virus pueda propagarse rápidamente y abrumar a un sistema de salud ya destripado.

El Coordinador de Actividades Gubernamentales en los Territorios, el organismo de defensa israelí responsable de las cuestiones civiles palestinas, dijo que ha coordinado la entrega de cientos de kits de pruebas de coronavirus por parte de la Organización Mundial de la Salud, así como de equipo de protección, medicamentos y desinfectante.

Israel, junto con la mayoría de las naciones occidentales, considera a Hamas un grupo terrorista. Pero probablemente teme que las consecuencias de un brote catastrófico se extiendan por la frontera.

La abrumadora mayoría de los ventiladores en Judea, Samaria y la Franja de Gaza ya están siendo utilizados por pacientes con condiciones no relacionadas con el coronavirus altamente contagioso, advirtió el jueves un funcionario de la OMS.

Entre el 80 y el 90 por ciento de los 256 respiradores para adultos en Judea y Samaria, y los 87 en la Franja de Gaza no están disponibles actualmente, dijo Gerald Rockenschaub, jefe de la misión de la OMS a los palestinos, a The Times of Israel.

“Están siendo utilizados por personas que han sufrido ataques cardíacos, apoplejías y otros incidentes que requieren cuidados críticos”, dijo.

El representante de la OMS hizo los comentarios después de que el número de casos confirmados en Judea y Samaria se disparara en los últimos dos días.

La Autoridad Palestina en Ramallah anunciaron 26 nuevos casos del virus el jueves después de haber reportado 15 el miércoles. Dijeron que un total de 160 personas en Judea, Samaria y Gaza han sido infectadas por el contagio, incluyendo 18 que se recuperaron y una que murió.

Fuente: The Times of Israel / Israel Noticias

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario