Judíos de Europa se preparan para la Pascua en medio de la pandemia de coronavirus

A la sombra de la crisis del coronavirus, y al igual que la mayoría del mundo libre, los judíos de Europa también han estado en cuarentena durante varias semanas y han tratado de preservar un estilo de vida judío en la medida de lo posible, así como de prepararse para la Pascua con una creciente escasez de productos kosher. Pero junto con los desafíos logísticos y el impacto en la vida cotidiana de las prácticas de aislamiento requeridas, los judíos europeos también se enfrentan a la propaganda antisemita que atribuye la pandemia del coronavirus a una “conspiración judía”.


En Francia, las publicaciones en las redes sociales con caricaturas antisemitas que presentan a la ex ministra de salud francesa, Agnès Buzyn, como responsable de la epidemia de coronavirus se han vuelto virales entre los grupos de extrema derecha del país. La comunidad judía de Bélgica también informa de un aumento del discurso antisemita en las redes sociales.

El rabino Menachem Margolin, presidente de la Asociación Judía Europea (EJA): “Desafortunadamente, el uso de la crisis internacional para promover las agendas antisemitas no es nada nuevo. La sala de situación virtual de EJA, que establecimos al principio de la epidemia, recibe diariamente informes de dificultades logísticas de organizaciones judías y líderes comunitarios, pero lamentablemente también voces antisemitas que atribuyen el virus a una conspiración sionista-judía”.

El rabino Margolin también menciona que, a pesar de las dificultades y el cierre de gran parte de las fronteras, el EJA logró enviar más de 100.000 kits de matzá y alimentos kosher para la Pascua a cientos de comunidades judías en todo el continente: A pesar de la grave crisis, los judíos son responsables unos de otros y practican “arvut hadadit”. Hay cientos de estudiantes y voluntarios, miembros de comunidades judías de toda Europa, que compran alimentos y medicinas para los necesitados y los distribuyen en sus comunidades.

Naturalmente, la comunidad judía en Italia ha experimentado las mayores dificultades hasta ahora. David Liscia, presidente de la Comunidad Judía de Florencia y Simone Santoro, miembro de la Comunidad Judía de Turín, Italia, señalan que: “Debido a la precaria y difícil situación en Italia, cada uno de nosotros, de las comunidades judías se queda en casa. Con ello, nos esforzamos por asegurar que la vida judía continúe de la mejor manera posible. Por la mañana, los maestros del jardín de infantes dan lecciones en vivo a los niños, mientras que por la tarde hay lecciones de Talmud y de Torá, así como lecciones de Pésaj para poder mantener un Séder adecuado en aislamiento. Algunas de las comunidades judías más pequeñas no tienen un supermercado kosher o tiendas especiales para la Pésaj. Usualmente compramos todos los productos a granel y los vendemos a los miembros de la comunidad. Este año, por supuesto, no fue posible, así que tratamos de organizar los comestibles para todos, lo cual no es fácil. También nos ocupamos de la problemática situación económica como el resto del país”.

En España, que está junto a Italia como el país más afectado por el coronavirus hasta ahora en Europa, la comunidad judía, que ha estado en cuarentena durante tres semanas, trabaja duro para preservar la vida judía. El presidente de la Comunidad Judía de Madrid, León Benelbas dice: “La comunidad judía en España trabaja para fortalecer la solidaridad comunitaria. La Escuela Judía de Madrid sigue trabajando a través de plataformas digitales que permiten a los alumnos seguir estudiando la historia, el judaísmo y el hebreo. También utilizamos la plataforma ZOOM para las oraciones colectivas y las clases de rabino, al menos dos veces al día. Al mismo tiempo, la organización “EZRA” organiza la entrega de alimentos a todas las familias judías que lo necesiten, y es importante señalar que la “compañía Kadisha” sigue realizando las ceremonias de entierro según los requisitos de la Halajá, y hasta ahora estamos tomando todas las precauciones según las instrucciones de la administración.

La comunidad judía de los Países Bajos también se enfrenta a dificultades como resultado de la cuarentena. Anne Ornstein, miembro de la comunidad judía de Amsterdam: “Los ancianos ya no pueden recibir visitas para prevenir la infección, una directiva que afecta profundamente a esas personas en la comunidad judía y estamos organizando grupos de miembros jóvenes de nuestra comunidad para ayudar a los ancianos como voluntarios. Como en cualquier otra ciudad de Europa, las sinagogas están cerradas, y alguien me dijo que es la primera vez desde la Segunda Guerra Mundial que esto sucede. También nos estamos preparando para la Pascua con la iniciativa ‘Haz el Séder tú mismo’. Jabad y otras comunidades judías de los Países Bajos tratamos de asegurarnos de que las personas que viven solas o las familias necesitadas tengan todo lo necesario para el Séder de Pascua”.

Oliver Bradley, un activista de la comunidad judía de Berlín: “La comunidad judía de Berlín no está sufriendo como todas las demás comunidades judías de Europa porque todavía no hay un cierre total y no hay largas colas en el supermercado”.

Fuente: Arutz Sheva / Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario