Centros comerciales, mercados y gimnasios de Israel abrieron hoy

Los centros comerciales, mercados y centros de entrenamiento de todo Israel abrieron sus puertas por primera vez desde que se vieron obligados a cerrar hace casi dos meses debido a la crisis del coronavirus.


Se requerirá que los clientes usen máscaras, que se les tome la temperatura al entrar y que se mantengan a dos metros de distancia.

El miércoles, los dueños de tiendas y gimnasios trabajaron arduamente para preparar sus instalaciones para los clientes. Se compartieron fotos en la televisión y en las redes sociales del personal colgando carteles, limpiando el equipo y los mostradores con desinfectante y pegando cinta adhesiva en los pisos para marcar dónde la gente puede pararse en la caja.

El movimiento se produce cuando el número de casos activos del virus continúa disminuyendo. El Ministerio de Salud informó que sólo había 5.434 personas infectadas con el coronavirus – 142 menos que el día anterior. Unas 239 personas han muerto y 69 están intubadas. Hasta ahora, 10.637 personas se han recuperado, casi el doble de los que están infectados actualmente.

El 7 de mayo marca la segunda fase de la estrategia de salida del país. Se espera que la tercera fase se desarrolle el domingo con la apertura de guarderías, preescolares y jardines de infancia. Sin embargo, decenas de miles de padres en todo Israel siguen sin estar seguros de si sus niños pequeños tendrán un aula a la que ir el domingo, a pesar de que el Ministerio de Salud de Israel aprobó el plan del gobierno de reabrir las guarderías supervisadas por el Estado la próxima semana como estaba previsto.

El entendimiento entre los operadores de las guarderías y los ministerios de finanzas y bienestar permitirá “el funcionamiento de los centros de acuerdo con las directrices de salud”, dijo el Ministerio de Finanzas de Israel en un comunicado.

“La apertura de las guarderías es un paso importante y necesario para que la economía y el mercado vuelvan a la normalidad”, dijo el Ministro de Trabajo y Bienestar Social, Ofir Akunis. “La apertura de las guarderías permitirá que alrededor de un millón de padres vuelvan a trabajar, y eso después de asegurar la salud de los niños y del personal”.

Aproximadamente una quinta parte de los preescolares israelíes asisten a guarderías supervisadas por el estado. Los otros van a centros privados, con los que aún no se ha llegado a un acuerdo antes de su reapertura prevista.

El Dr. Shulamit Bismanovsky, jefe de la Organización de Preescolares Privados, dijo que ningún funcionario del gobierno se ha reunido con el grupo paraguas hasta ahora.

“Hay cientos de miles de niños que aún no han recibido una respuesta de los ministerios del gobierno”, dijo. “Hago un llamamiento al Primer Ministro para que intervenga de inmediato, para que los jardines de infancia puedan abrir como está previsto a principios de semana, y declare que la educación desde el nacimiento hasta los tres años de edad es un servicio crítico en el Estado de Israel”.

Los padres de niños de tres a seis años de edad también están en el limbo después de que el Ministerio de Educación de Israel determinó abrir las escuelas el domingo, pero sin atención extraescolar y con las clases de preescolar divididas en grupos, cada uno aprendiendo tres días consecutivos en la escuela y luego tres desde el hogar. A pesar de los esfuerzos del ministerio, los padres dijeron que con este marco, no podrán volver a trabajar.

El Ministro de Finanzas Moshe Kahlon y la Ministra de Igualdad Social Gila Gamliel dijeron el miércoles que esperan ofrecer un programa de educación alternativa en centros comunitarios locales para acomodar a estos niños.

Los israelíes no serán encerrados en Lag Ba’omer, pero se celebrará en una capacidad más limitada que en años anteriores. El miércoles, el gobierno aprobó que en el Monte Meron, se encenderán tres fogatas, una para los judíos Ashkenazi, otra para los judíos sefardíes y otra para la comunidad religioso-sionista. Unas 50 personas podrán asistir a cada ceremonia de hoguera sólo con invitación y aprobación.

Los participantes serán identificados, y cualquiera que no deba estar allí será expulsado, incluso por la fuerza.

Además, entre el 14 y el 17 de mayo, directamente después de la fiesta, se prohibirá entrar y merodear en la zona de la tumba del rabino Shimon Bar Yochai en el Monte Meron, así como alquilar habitaciones de huéspedes en la zona. El transporte público también se detendrá durante este período.

El gobierno también votó para prohibir el encendido de todas las hogueras, incluso en patios privados, del 7 al 13 de mayo.

Fuente: The Jerusalem Post / Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario