Científicos de Israel explican porque el COVID-19 es grave para algunos y leve para otros

A lo largo del brote de COVID-19, uno de los mayores misterios que ha confundido a los científicos ha sido el de averiguar por qué la enfermedad deja a algunas personas casi completamente ilesas, mientras que otras sufren graves afecciones y mueren.


La respuesta, según los científicos israelíes, es que los pulmones de los pacientes más afectados se llenan de células inmunes que agravan el impacto del virus en lugar de combatirlo. En los pacientes menos afectados por la enfermedad, esto no sucede, dice el equipo del Instituto de Ciencias Weizmann.

“En la mayoría de los casos, el sistema inmunológico ayuda a la recuperación”, dijo Amir Giladi del Departamento de Inmunología de Weizmann. “Pero por alguna razón, y esto representa el verdadero misterio del COVID-19, esto se invierte, y el sistema inmunológico no es su ayudante, sino que hace que la enfermedad sea más intensa”.

Un miembro del equipo de Weizmann se propuso determinar cuándo las cosas empiezan a ir cuesta abajo para los pacientes más afectados, con la esperanza de que las compañías farmacéuticas puedan utilizar sus investigaciones para desarrollar terapias que detengan la enfermedad.

La industria farmacéutica está luchando actualmente por entender la mejor manera de contrarrestar el impacto de COVID-19, pero Giladi tiene la “esperanza” de que su investigación haga avanzar las cosas “proporcionando un ‘objetivo’ en el cuerpo para la intervención”.

El equipo trabajó con Zheng Zhang del Tercer Hospital Popular de Shenzhen, China, que proporcionó datos, y ha llegado a la conclusión de que los pulmones de los pacientes más afectados han sido limpiados de células inmunes normales y útiles y colonizados por células inmunes que, en cambio, causan daño. Los resultados han sido revisados por pares y publicados en la revista Cell.

“Los pulmones, como muchos otros órganos que están en el límite entre el cuerpo y el medio ambiente exterior, suelen tener lo que llamamos un sistema inmunológico de residencia tisular”, dijo Giladi a The Times of Israel. “Estamos hablando de células que ‘patrullan’ los alvéolos, realizando tareas como limpiar la mucosidad y contrarrestar los agentes patógenos del aire”.

“En los individuos sanos están dentro de los pulmones. En casos moderados de COVID-19 la situación es normal, pero en casos severos estas células desaparecen”. O son reemplazadas, dijo, por células que migran desde la sangre y llegan en gran cantidad a los pulmones. “Son células inmunes, es decir, son células que normalmente ayudan al cuerpo y crean inmunidad, pero en este caso dañan el pulmón, causan inflamación y, en algunos casos, están infectadas por el virus”.

El equipo de Giladi, dirigido por el profesor Ido Amit, cree que la infiltración de estas células dañinas es el desencadenante de la “tormenta” del sistema inmunológico que se cree que tiene lugar en los cuerpos de los pacientes con coronavirus graves.

Las citoquinas son moléculas que son utilizadas por las células inmunes de todo el cuerpo para comunicarse, una especie de sistema de mensajes. Se ha observado ampliamente que el número de citoquinas se dispara en los pacientes afectados por COVID-19.

“Cuando esto sucede es como si todos los sistemas de alarma de tu cuerpo se volvieran locos a la vez, y esto puede causar daño pulmonar, daño sistémico y otros problemas”, dijo Gilad. “En resumen, esto puede hacer que el sistema inmunológico se vuelva loco”.

Esta “tormenta de citoquinas” está bien documentada, pero hay pocas sugerencias sobre cómo prevenirla. Giladi dijo que si su equipo está en lo cierto, y esto es un “efecto dominó” de células inmunes dañinas infiltrándose en los pulmones, permitirá a los médicos controlar mejor a los pacientes mediante análisis de sangre. Más importante aún, dijo, puede proporcionar una base para que los médicos y las compañías farmacéuticas desarrollen medicamentos que impidan la entrada de las células inmunes dañinas.

“Vemos nuestra investigación como parte de un gran esfuerzo internacional para caracterizar y comprender mejor el papel del sistema inmunológico en COVID-19”, dijo. “Esperamos que nos lleve al descubrimiento de una forma de bloquear las células que hemos estado investigando, y contrarrestar su efecto”.










Fuente: The Times Of Israel / Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario