Cómo el Mossad logró capturar al criminal de guerra nazi Adolf Eichmann

El 11 de mayo de 1960, el criminal de guerra nazi Adolf Eichmann fue capturado por un equipo de espías israelíes después de un largo vuelo a Argentina que terminó con una larga cacería humana.


Diez días después, dopado y disfrazado como miembro de la tripulación de la aerolínea israelí El-Al, fue llevado de contrabando a Israel por agentes del Mossad y llevado a juicio.

El arquitecto de la Solución Final Nazi, en la que seis millones de judíos europeos fueron exterminados durante la Segunda Guerra Mundial, Eichmann, fue juzgado y colgado en 1962 a la edad de 56 años.

Aquí hay un relato basado en la cobertura de AFP desde entonces y una operación de alto secreto cuyos detalles se han filtrado a lo largo de los años.

“Criminal de guerra arrestado”

“Los servicios de seguridad han encontrado a uno de los grandes criminales de guerra nazis, Adolf Eichmann”, dijo el Primer Ministro David Ben-Gurión el 23 de mayo, añadiendo que fue encarcelado en Israel y que iba a ser juzgado, lo cual fue reconocido por la prensa israelí.

El nombre de Eichmann y su papel como arquitecto de la máquina de matar nazi apareció durante el Proceso de Crímenes de Guerra de Nuremberg, que tuvo lugar de 1945 a 1946.

Se le acusó de organizar y coordinar la deportación de los judíos a los campos de exterminio de Europa del Este.

El antiguo jefe de la sección IV B.4 de la Gestapo, responsable de la llamada “cuestión judía”, desapareció tras el colapso del “Tercer Reich” en mayo de 1945.

Antes de escapar, destruyó las pruebas documentales de sus actividades y las fotografías que podían identificarlo.

Líder argentino

En 1945 se inició una cacería de personas dirigida por figuras prominentes de la comunidad judía, incluyendo al famoso cazador nazi Simon Wiesenthal, quien a su vez escapó del campo de concentración.

El descubrimiento tuvo lugar en 1957, cuando el fiscal del Estado alemán de Hessen, Fritz Bauer, advirtió al servicio secreto israelí que Eichmann se escondía en Argentina bajo el falso nombre de Ricardo Clement.

El Mossad pasó más de dos años para encontrarlo, viviendo en una casa sin agua corriente ni electricidad en la zona de San Fernando en las afueras de Buenos Aires.

Durante la misión de marzo de 1960, los agentes del Mossad utilizaron fotografías para establecer oficialmente que Ricardo Clement era el ex coronel Eichmann.

El espía del Mossad Zvi Aaroni, que lo vigilaba y estaba sentado en el autobús, dijo: “La tentación de inclinarse hacia adelante y estrangularlo fue casi abrumadora”.

“Pero sabía que debería haber sido juzgado, no asesinado por aquellos a los que mató”, dijo a la AFP.

Una película de suspenso se desarrolló…

Con la luz verde de Ben-Gurión, el secuestro fue cuidadosamente planeado bajo el liderazgo del jefe de la inteligencia israelí Isser Harel.

La misión fue entregada al agente del Mossad Rafi Eitan, quien más tarde recordó: “Cuando se me encomendó esta misión, sabía que si teníamos éxito, pasaríamos a la historia israelí y a la historia de la humanidad”.

El secuestro fue programado para el 11 de mayo. El dueño de la fábrica de Mercedes-Benz, Eichmann, volvía a casa en la calle Garibaldi todas las noches en el mismo autobús.

Poco después de las 8:05, fue sorprendido bajándose del autobús. Se resistió y pidió ayuda antes de ser arrastrado dentro del coche y escondido bajo una manta.

Eichmann gritó en alemán a sus captores: “Acepté mi destino”.

Para llevar a cabo su misión, fue llevado a un refugio alquilado, donde fue encadenado a una cama y con los ojos vendados.

En una entrevista con la AFP, Eitan dijo más tarde: “Miré sus ojos y comprobé las cicatrices. Cuando estuve seguro de que era él, estreché la mano de mi colega y le dije: ‘Hemos cumplido nuestra misión’”.

El 20 de mayo, el escuadrón del Mossad lo entregó en un avión especial utilizado por una delegación israelí para celebrar el 150 aniversario de la independencia de Argentina, con un pasaporte israelí falso.

“La banalidad del mal”

El 11 de abril de 1961, el capturado Eichmann, acusado de 15 cargos, apareció por primera vez en público en la cabina de cristal del tribunal de Jerusalem, donde interrogó a unos 111 testigos.

“Vistiendo un traje negro, corbata oscura sobre camisa blanca y grandes gafas en forma de cuerno, el acusado, gris, afeitado y bien vestido, entró en la vitrina de cristal reservada para él a las 9 de la mañana”, escribió AFP.

El escritor Haim Ghuri dijo: “Esta es la primera vez que la corte ha dado a los sobrevivientes del genocidio la oportunidad de ser escuchados”.

Alrededor de 450 periodistas, 100 observadores y diplomáticos extranjeros asistieron a las diversas audiencias.

Entre ellos se encontraban el autor y superviviente Elie Wiesel y la filósofa judía americana Hannah Arendt, que en 1963 publicó un importante libro sobre el tema: “Eichman en Jerusalem: Informe sobre la banalidad del mal”.

Eichmann fue condenado a muerte el 15 de diciembre después de ser condenado por todos los cargos, incluidos crímenes contra el pueblo judío, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra.

El 29 de mayo de 1962, la Corte Suprema rechazó su apelación.

Fue ahorcado el 31 de mayo a medianoche y sus cenizas fueron esparcidas en el mar.

Fuente: AFP
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario