Bolton revela el tipo de material nuclear que Mossad encontró en Irán

El material nuclear que Irán intentaba ocultar, pero que el Mossad descubrió durante su operación de 2018 para confiscar los secretos nucleares de Teherán, era probablemente “pastel amarillo”, revela el ex asesor de seguridad nacional de EE.UU. en su nuevo libro.


Hasta la fecha, ninguna fuente oficial había confirmado qué era el material nuclear, lo que ha llevado al OIEA a un conflicto con los Ayatolás, exigiendo una aclaración sobre el material nuclear oculto.

La torta amarilla es óxido de uranio procesado por el hombre en forma sólida, normalmente el uranio de forma más estable está presente cuando se transporta a diferentes lugares.

Bolton describe el material nuclear al recordar una visita a Israel en 2018.

Dijo que el Primer Ministro Benjamín Netanyahu “y su equipo se centraron en la última información obtenida de la audaz incursión de Israel en los archivos nucleares de Irán, y la subsiguiente inspección del OIEA en el sitio de Turquzabad, que reveló uranio procesado por el hombre”.

“No era uranio enriquecido, sino quizás torta amarilla (óxido de uranio en forma sólida), y ciertamente evidencia que contradice las repetidas afirmaciones de Teherán de que nunca tuvo un programa de armas nucleares”, continuó el ex asesor de seguridad nacional.

Además, Bolton escribió: “Irán había intentado sanear Turquzabad, como había intentado sanear Lavizan en 2004 y las cámaras de pruebas de explosivos en Parchin entre 2012 y 2015, pero había fracasado de nuevo”. Esto bien podría ser evidencia de que Irán mantuvo vivo su ‘plan Amad’ de armas nucleares después de que supuestamente terminó en 2004, y definitivamente pondría a Teherán a la defensiva internacionalmente”.

Según Bolton, “Como cualquier producto de la minería, el uranio se procesa mecánica y químicamente antes de ser utilizado… antes de que pueda ser enriquecido… Por supuesto, Israel sabe con certeza en qué forma está el uranio ya que ha sustraído documentos, al igual que la OIEA, que ha recogido muestras, pero lo más probable es que el uranio en Turquzabad fuera un pastelillo”.

Aunque Bolton no confirma oficialmente que el uranio era yellowcake – probablemente debido a las restricciones que le imponen los censores de seguridad nacional de los Estados Unidos – el Jerusalem Post ha informado que el director del Mossad, Yossi Cohen, dio informes completos y tempranos de los hallazgos de la operación de 2018 a la administración de Trump.

Su yuxtaposición de que “Israel sabe con certeza… como lo sabe la OIEA” deja claro que él también lo sabe y lo está revelando indirectamente para no ofender al censor estadounidense.

Los comentarios de Bolton de que el uranio era probablemente torta amarilla procesada por humanos ponen a Irán en una posición muy difícil de explicar por qué estaba ocultando esto, incluso si todavía no estaba enriquecido.

También apoya la crítica de que Teherán se niega a explicar la cuestión y niega al OIEA el acceso a otros dos sitios nucleares porque si concede el acceso, su intención militar para su programa nuclear se expondrá aún más.

Irónicamente, como señaló Bolton, Irán tuvo varios meses para limpiar el sitio de Turquzabad de cualquier rastro nuclear antes de que el OIEA viniera a visitarlo.

Israel incluso criticó a la OIEA en ese momento por moverse demasiado lentamente para visitar Turquzabad, de tal manera que Jerusalem dijo que la agencia esperaba que Irán borrara todos los rastros de material nuclear para evitar la necesidad de una confrontación.

A pesar del paso del tiempo, el OIEA todavía encontró restos del material nuclear en muestras de suelo que tomó cuando visitó Turquzabad, lo que, junto con los dos sitios nucleares iraníes no declarados a los que quiere acceder, llevó a la votación del viernes en la que se exigía a la República Islámica que arreglara su falta de cooperación.

La operación del Mossad en 2018 reveló primero el sitio de Shirobad donde Irán guardaba sus archivos nucleares, luego reveló el sitio de Turquzabad y en 2019 reveló el sitio nuclear de Abadeh.

Fuentes cercanas al director del Mossad, Yossi Cohen, dijeron anteriormente al Post que, además de la operación de 2018 que probaba que Irán mintió cuando dijo que no había buscado armas nucleares, la operación también presentó a Israel un mapa de los otros sitios nucleares no declarados de los ayatolás.



Fuente: Jerusalem Post / Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario