EAU: La “anexión” israelí podría provocar “un solo Estado binacional”

Un alto funcionario de los Emiratos Árabes Unidos advirtió el miércoles que la aplicación de la soberanía de Israel en partes de Judea y Samaria podría llevar a los Estados árabes a pedir un “único Estado binacional” para israelíes y palestinos.


Los comentarios del ministro árabe, entregados a un influyente think tank de Washington, supusieron un nuevo revés para las esperanzas de Israel de normalizar las relaciones con el mundo árabe y se sumaron a la creciente oposición internacional al plan de de soberanía de Israel.

El Primer Ministro de Israel Benjamin Netanyahu ha prometido aplicar la ley israelí en todos los poblados judíos en Judea y Samaria, además del Valle del Jordán, de importancia estratégica. Esa medida unilateral frustraría las esperanzas palestinas de establecer un Estado independiente viable.

Israel liberó Judea y Samaria en la Guerra de los Seis Días de 1967 y ha construido docenas de poblados que ahora albergan a casi 500.000 israelíes. Los palestinos buscan el territorio como el corazón de su futuro Estado. La mayor parte de la comunidad internacional considera que los poblados israelíes en Judea y Samaria son ilegales según el derecho internacional.

Anwar Gargash, ministro de Estado de los Emiratos Árabes Unidos para asuntos exteriores, dijo al Middle East Institute, con sede en Washington, que su país está comprometido con el diálogo y la “solución de dos Estados” para el conflicto que dura décadas. Pero añadió que “en última instancia, personalmente creo que si vamos a donde vamos hoy, y perdemos la posibilidad de aplicar realmente una solución de dos Estados, estaremos hablando realmente de la igualdad de derechos y de un solo Estado”.

Un Estado binacional de israelíes y palestinos significaría el fin del objetivo de Israel de ser una democracia con una sólida mayoría judía.

Israel ha cultivado lazos estrechos, pero clandestinos, con varios Estados árabes, incluidos los Emiratos Árabes Unidos, debido a su preocupación compartida por Irán. Esas cálidas relaciones se han manifestado públicamente con la visita de ministros israelíes a los Emiratos Árabes Unidos, la asistencia de atletas israelíes a eventos deportivos y algunos lazos comerciales tranquilos.

Israel sólo mantiene relaciones diplomáticas formales con Egipto y Jordania, que también han criticado enérgicamente el plan de soberanía de Israel.

El martes, Gargash dijo al Comité Judío Americano que “los Emiratos Árabes Unidos están claramente en contra de cualquier anexión propuesta por el actual gobierno israelí”.

Sin embargo, Gargash también pidió una mayor cooperación con Israel y dijo que los Emiratos Árabes Unidos quieren separar los desacuerdos sobre la cuestión palestina de los beneficios mutuos de la cooperación en otros campos.

“¿Puedo tener un desacuerdo político con Israel, pero al mismo tiempo tratar de tender un puente en otras áreas de la relación? Creo que sí. Creo que es fundamentalmente donde estamos”, dijo Gargash durante una entrevista para el Foro Global Virtual del Comité Judío Americano.

El viernes pasado, Yousef al-Otaiba, el embajador del Estado del Golfo en los EE.UU., publicó un editorial en un importante periódico israelí advirtiendo que la soberanía israelí en las tierras de Judea y Samaria “volcaría” los esfuerzos de Israel para mejorar los vínculos con los países árabes.

Fue el primer artículo de opinión en un periódico israelí por un diplomático del Golfo.



Fuente: Times of Israel / Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario