Líder laborista del Reino Unido despide a diputada por compartir un artículo antisemita

El líder laborista británico, Keir Starmer, despidió a la secretaria de educación de su partido el jueves, después de que ella compartiera un artículo que presentaba una “teoría de conspiración antisemita”.


La diputada Rebecca Long-Bailey retomó una entrevista con la actriz y activista anticapitalista Maxine Peake en The Independent, en la que acusa a Israel de entrenar a la policía de los Estados Unidos en los métodos que resultaron en el asesinato de George Floyd.

En cuanto al artículo, Long-Bailey escribió en twitter que Peake “es un diamante absoluto”.

“El racismo sistémico es un problema mundial”, mencionó Peake. “Las tácticas utilizadas por la policía en los Estados Unidos, arrodillarse en el cuello de George Floyd, eso se aprendió en seminarios con los servicios secretos israelíes”.

La muerte de Floyd a manos de un policía de Minneapolis, quien se arrodilló sobre su cuello durante casi nueve minutos ha provocado grandes protestas en todo los Estados Unidos y en el mundo contra el racismo y la brutalidad policial.

El portavoz de la policía israelí, Micky Rosenfeld, fue citado en el artículo anunciando: “No hay ninguna táctica o protocolo que llame a ejercer presión sobre el cuello o las vías respiratorias”.

Después de un alboroto y una llamada de la Junta de Diputados de los Judíos Británicos para que se disculpe, Long-Bailey señaló que compartía el artículo por los “importantes logros de Peake y porque la idea central de su argumento es permanecer en el Partido Laborista”. No pretendía ser un respaldo a todos los aspectos del artículo.

Sin embargo, Starmer afirmó: “Compartir ese artículo estuvo mal”.

“El artículo contenía teorías de conspiración antisemita, y por lo tanto he hecho bajar a Rebecca Long-Bailey del gabinete”, declaró.

Starmer reemplazó a Jeremy Corbyn como líder de los Laboristas en abril.

Bajo Corbyn, los laboristas fueron criticados repetidamente por no hacer lo suficiente para erradicar el antisemitismo en las filas del partido.

Corbyn ha hecho comentarios antisemitas y ha participado en eventos que honran a los antisemitas, como la colocación de una corona de flores en las tumbas de los terroristas que torturaron y mataron a los atletas israelíes en las Olimpíadas de Munich de 1972.

“He hecho de la lucha contra el antisemitismo mi primera prioridad, y reconstruir la confianza con la comunidad judía es mi prioridad número uno”, indicó Starmer.

Long-Bailey, que quedó segundo después de Starmer en la carrera para convertirse en líder de los laboristas a principios de este año, fue una aliada cercana del anterior líder, Jeremy Corbyn, y uno de los pocos vínculos que quedan con la dura izquierda del partido.

La presidenta de la Junta de Diputados, Marie van der Zyl, agradeció a Starmer por actuar rápidamente en el asunto.

“Después de que Rebecca Long-Bailey compartiera una teoría de conspiración, nosotros y otros le dimos la oportunidad de retractarse y disculparse”, mencionó. “Para nuestra sorpresa y consternación, su respuesta fue patética. Su posición como secretaria de educación era por lo tanto insostenible”.

“No puede haber espacio para este tipo de acción en ningún partido, y es correcto que después de tantos años de desafío, el Laborismo lo deje claro bajo su nuevo líder”, anunció van der Zyl.

Además, el Movimiento Laborista Judío emitió una declaración a través de Twitter, dando la bienvenida a las acciones de Starmer.

“La decisión de Keir Starmer de pedirle a Rebecca Long-Bailey que se retire del banquillo del frente debe ser bienvenida”, mencionó el movimiento, y se refirió al antisemitismo y a las prácticas de intimidación que muchos han declarado que prevalecen dentro del partido.

“Hemos mantenido constantemente que la cultura dominante del antisemitismo, la intimidación y el acoso solo puede ser abordada por un liderazgo fuerte y decisivo. La cultura de cualquier organización está determinada por los valores y comportamientos de quienes la dirigen. La investigación de la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos sobre el Partido Laborista está a punto de ser informada. El Partido Laborista debe ser capaz de implementar el tipo de cambios culturales y estructurales necesarios para acabar con la discriminación institucionalizada”.

“Esperamos que el partido, a todos los niveles, reflexione y aprenda de esta acción”.

Fuente: Jerusalem Post / Israel Noticias

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario