Manifestaciones antiraciales en EEUU y antisemitismo


Por Flavio Goldvaser

Las ultimas semanas asistimos atónitos a los acontecimientos que se desarrollaron en Estados Unidos como consecuencia de la muerte por parte de la policía de aquél país de George Floyd. Estas manifestaciones movilizadas por el movimiento ¨Las vidas de los Negros cuentan¨ o su sigla en ingles B.L.M.. Se esparcieron por las principales ciudades americanas tornándose muchas veces violentas. Llegando al extremo de descerar templos pertenecientes a la comunidad judía y cantar eslogans a favor de la destrucción de Israel y la muerte a todos los judíos. Y en este momento nos surge la duda de como este activismo anti-racista, se convirtió de pronto en un activismo anti-judío utilizando el mismo libreto que el BDS.

Y para esto debemos recordar al lector que ambos movimientos mantienen una estrecha relación política. Al punto que los lideres de ambos movimientos realizaron en Enero del 2015 una visita de 10 días a los Territorios Palestinos. Donde se reunieron con los lideres del Hamas, la OLP y otras facciones palestinas minoritarias. En las que establecieron una agenda conjunta de lucha por la así llamada liberación de la opresión blanca para ambos pueblos que involucraba la lucha contra el sionismo por ser considerado un medio de subyugación capitalista.

Lo que implicó que desde aquel momento la adopción por parte del movimiento BLM de las tácticas radicales y anti-democráticas del movimiento BDS. Sacrificando de esta forma el futuro y bienestar de su propia gente por la adopción de una agenda política. Agenda cuya arma más grande es el sufrimiento humano como moto movilizador para la obtención de sus fines radicales.

El Presidente de la Organización Sionista Americana Mort Klein en un reportaje radiofónico para Breitbart News el Domingo 21 de Junio pasado. Manifestó que ¨los judíos están muertos de miedo de estas gentes que persiguen a las Instituciones judías y a los miembros de la comunidad¨. Y agregó que en los últimos meses se han producido una gran cantidad de ataques de personas afro-descendientes a las comunidades de Brooklyn, Crown Heights, Jersey City y Monsey que provocaron la muerte de varios miembros de la comunidad judía. Así mismo dijo ¨ que de nada servirán las palabras de apoyo y comprensión a este movimiento, y que esto hará que esta gente entienda cualquier señal a su favor como una muestra de debilidad que hará situación más grave¨.

Y es que mientras las organizaciones judías liberales y progresistas con agendas políticas de izquierda como J-Street y otras. No dejen de lado sus ideologías y no ataquen el problema del antisemitismo globalmente. Sin diferenciar a que sector del arco político pertenece el perpetrador de estos ataques. Los mismos se harán cada vez más comunes y pondrán en peligro la vida y el futuro de las comunidades judías en Estados Unidos. Como ya lo demostró la historia, de nada sirve la política del apaciguamiento para calmar y obtener el favor de los totalitarios y fascistas. El final ya lamentablemente nos es harto conocido.

Y es este punto lo que los representantes políticos de las comunidades americanas no pueden entender. Que la izquierda radical odia la historia de occidente y del pueblo judío, sus valores y todo lo que representan. Y a su vez deberían comprender que esta masa de gente quiere demoler todo el ideario religioso judeocristiano para reemplazarlo por un régimen que ellos puedan controlar. Y este es el principio rector del porque van derribando estatuas, realizando purgas de intelectuales disidentes en las universidades e instituciones políticas y acallando todo lo que signifique disenso con su ortodoxia política.

“La libertad nunca está más allá de una generación para extinguirse. No se la pasamos a nuestros hijos en la corriente sanguínea. Debe ser luchada, protegida y entregada a ellos, para que hagan lo mismo”.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario