Máscara desarrollada en Israel se desinfecta al conectarla a un cargador de móvil

Científicos israelíes dicen que han inventado una máscara facial reutilizable que puede matar el coronavirus con calor, al extraer la energía de un cargador de teléfono móvil.


El proceso de desinfección dura unos 30 minutos, y los usuarios no deben usar la máscara mientras esté enchufada, dijo el profesor Yair Ein-Eli, que dirigió el equipo de investigación en la Universidad Technion de Haifa.

La nueva máscara tiene un puerto USB que se conecta a una fuente de energía como un cargador de teléfono móvil estándar que calienta una capa interna de fibras de carbono hasta 70 grados centígrados (158 grados Fahrenheit), lo suficientemente alto para matar los virus.

Ein-Eli dijo que las máscaras desechables, muy solicitadas en todo el mundo durante la crisis sanitaria, no eran ni económicas ni ecológicas.

“Hay que hacerlas reutilizables y amigables, y esta es nuestra solución”, dijo sobre el invento.

El prototipo se parece a una mascarilla facial estándar N95, con una válvula en la parte delantera y bandas de goma para mantenerla en su lugar alrededor de la cabeza.

Los investigadores presentaron una patente para la máscara en los Estados Unidos a finales de marzo y dicen que están discutiendo la comercialización del producto con el sector privado.

Es probable que se venda con una prima de un dólar sobre el precio de una típica máscara facial desechable, dicen los investigadores.


Fuente: Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario