Petición en línea busca culpar a Israel por la brutalidad policial en los Estados Unidos

Una petición que está circulando en la Universidad de California (UC) ha sugerido que se debe culpar a Israel por los métodos de enseñanza a las fuerzas policiales estadounidenses que se utilizaron y que dieron lugar a la muerte de George Floyd, según el Algemeiner.


La petición se distribuyó por internet y fue firmada por cientos de organizaciones y personas de las escuelas del sistema de la UC, que incluía, entre otras demandas, la abolición de las fuerzas policiales estadounidenses y la devolución de “todas las tierras indígenas” a los nativos estadounidenses.

“Esta complicidad va más allá de la policía nacional. También pedimos a la UC que se desprenda de las empresas que se benefician de la ocupación militar ilegal de Palestina por parte de Israel, inversiones que defienden un sistema de racismo antinegro en los Estados Unidos”, decía la petición, que conectaba a las universidades con Israel.

Añadió que “sabemos que la policía de Minneapolis también fue entrenada por oficiales israelíes de contraterrorismo”. El método de estrangulamiento que Chauvin utilizó para asesinar a George Floyd ha sido utilizado y perfeccionado para torturar a los palestinos por las fuerzas de ocupación israelíes a lo largo de 72 años de depuración étnica y despojo. Los departamentos de policía ven las tácticas de la Fuerza de Defensa Israelí como modelos para responder a las “crisis de salud y seguridad pública”.

La segunda demanda de la petición es que la UC “se desprenda de las empresas que se benefician de la ocupación colonial de Palestina por parte de Israel”.

En respuesta a la afirmación de una conexión entre el entrenamiento israelí y la policía de Minneapolis, un portavoz del Consulado General de Israel en el Medio Oeste informó a Algemeiner que, “cualquier intento de crear un vínculo entre lo que ocurrió en Minnesota con Israel es infundado y erróneo”.

La directora ejecutiva del grupo independiente pro-israelí Academic Engagement Network, la profesora Miriam Elman, también criticó la petición, diciendo que “al igual que los esfuerzos pasados para culpar a Israel por los problemas policiales de los Estados Unidos y la violencia de esta misma, la petición no tiene absolutamente ningún fundamento en los hechos. Desafía toda creencia sugerir que Israel fue responsable del asesinato de George Floyd porque, según los firmantes, en 2012 algunos policías de Minneapolis asistieron a un seminario antiterrorista organizado por el FBI en el que se invitó a hablar a algunos funcionarios de las fuerzas del orden israelíes”.

Añadió que “la noción de que este programa de entrenamiento o intercambios policiales similares, patrocinados por la Liga Antidifamación y otras organizaciones judías estadounidenses, causen o contribuyan a los tiroteos policiales por parte de policías de los Estados Unidos, es ridícula. Huele a señales antisemitas y relacionadas con el poder, el dinero y la influencia judía que han mantenido el odio antijudío a lo largo de los milenios”.

“Esta petición afirma básicamente que, si te preocupas por la cuestión de las vidas de los negros, la justicia racial y social, y la necesidad de una reforma policial, entonces también debes despreciar a Israel y detestar a sus partidarios, que están acusados de complicidad en el sufrimiento de los negros, los latinos, los nativos americanos y otras comunidades minoritarias”, continuó. “Convertir a los judíos estadounidenses en chivos expiatorios de los males de la sociedad es una de las características del discurso antisemita. Los líderes del campus de la Universidad de California no deben dudar en hablar enérgica e inequívocamente en contra de ello”.

Tammi Rossman-Benjamin, directora de la organización de vigilancia AMCHA Initiative, que busca combatir el antisemitismo en los campus americanos, mencionó a Algemeiner que, “es verdaderamente triste que en un momento en el que deberíamos estar reunidos y uniéndonos contra el odio y la intolerancia, algunos estén explotando este trágico momento y usándolo como un vehículo para promover la división y el odio contra Israel”.  Lamentablemente, esto sucede en el campus con demasiada frecuencia.

Señaló que la petición forma parte de un “esfuerzo deliberado dirigido por la Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural a Israel con el objetivo de que los estudiantes y profesores activistas antiisraelíes aprovechen todas las oportunidades para alinearse con causas significativas mientras condenan al exilio y suprimen a los estudiantes judíos y las voces pro-israelíes”. Y los profesores, que deberían saberlo, están jugando un papel más prominente que nunca”.

“Las docenas de educadores que firmaron esta petición deberían estar avergonzados, en particular, Jeanelle Hope, quien fue pagada por el Departamento de Educación de California para desarrollar un currículo modelo de estudios étnicos para las escuelas secundarias de nuestro estado. Con un profesorado que no duda en utilizar todas las oportunidades para promover su agenda estrecha, radical y llena de odio, no es de extrañar que el primer borrador de ese currículo modelo de estudios étnicos se pareciera a un libro de jugadas partidista lleno de propaganda política, incluyendo la promoción de BDS, y no a un currículo educativo”, añadió.

La petición apareció originalmente el lunes como un post en la página de Facebook de DisarmUC, que se describe a sí misma como “un movimiento, un colectivo, que busca desarmar a la policía de los campus de la Universidad de California”.

Fuente: https://israelnoticias.com/antisemitismo/peticion-culpar-israel-violencia-estados-unidos/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+israelnoticiascom+%28Noticias+de+Israel%29
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario