AMIA-DAIA: 26…27…28…29

Nuevo aniversario del atentado

Por Natalio Steiner, director de Comunidades Plus


Los 85 no están; muchos de sus familiares, tampoco. O Quizas si : carcomidos sus cuerpos y golpeadas sus almas por un pesar que no cesa; por una “justicia “ inoperante sino cómplice que no ha llegado y difícilmente llegue algún día. Para que mentirnos.

26 años es mucho tiempo para que un atentado criminal de raíz islamista no se aclare. Están en Irán algunos de los ejecutores materiales o ideológicos pero a pocos parece importarles que el estado que armó el atentado les de una guarida. Después de todo el regimen iraní vive por y para el terrorismo antijudío y antisionista.

Tampoco sabemos casi nada de la mano de obra local que dio apoyo logístico a los asesinos. Una investigación desquiciada, tapada de expedientes que se entremezclan con pistas falsas y encubrimientos. Si de estos últimos se trata, el de Menem ( juicio AMIA II) y el otro en proceso que es la querella iniciada contra la ex presidente Cristina Fernandez y varios otros extraños personajes que articularon una singular artimaña política y judicial para “resolver “ la causa poniendo la justicia en manos de los acusados. Algo así como pedirle a Hitler que juzgue a los criminales de guerra nazis. Esta jugarreta es también una forma de encubrimiento aunque no se lo quiera presentar como tal. Claro que es más refinado que el pago de u$s 400.000 a Carlos Telleldín, el armador de la camioneta-bomba- para que distraiga la atención. Y en medio de este lodazal de encubrimientos que debieron ser descubrimientos, parece yacer aún tirado el cuerpo inánime del asesinado fiscal Nisman, eliminado vaya a saber por quien aunque las huellas marcan la senda.

Este último año y medio resultó más esperanzador en cuanto a estrechar los lazos sobre la organización criminal Hezbollah, presente aún en varios países de Latinoamérica, entre ellos Venezuela. La detención en Paraguay de parte del clan Barakat, financieros del grupo pro-iraní, la desarticulación constante de células del Hezbollah que anidaron en suelo alemán, el reconocimiento en agosto del pasado año que nuestro país hizo al sumarse a otros y definir a Hezbollah como lo que es : una organización terrorista; la resolución de una Cámara Federal ordenando al petrificado juez Canicoba Corral a profundizar sobre la pista del Hezbollah ( como si a esta altura hiciera falta hacerlo ) y las extrañas declaraciones de un ex espía israelí ante la principal periodista de ese país involucrando movimiento de fondos iraníes a cuentas de los Kirchner en paraísos fiscales, ameritan la urgente ampliación de esas declaraciones del espía y de los documentos parcialmente exhibidos por la periodista.

Como bien se ha dicho en no pocos actos recordatorios: la bomba en la AMIA-DAIA sigue explotando y sembrando destrucción, dividiendo a la comunidad en sus reclamos y con la apatía de una sociedad y de una clase política que en su totalidad han usado la causa para espurios intereses.

El acto de este año fue virtual por la pandemia que acecha nuestras vidas. Sin embargo no ha sido la única cuarentena que sufrimos: la justicia y el estado argentino pusieron a esta causa en una cuarentena que lleva 26 años y a la que no se le ve salida.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario