Explosión en fábrica cercana a instalación nuclear de Irán deja dos muertos

Una explosión dañó una fábrica al sur de Teherán en la madrugada del martes, la última de una serie de explosiones en Irán.


Según los informes de los medios de comunicación iraníes, dos personas murieron y tres resultaron heridas en la explosión de la fábrica de Sepahan Bresh en el distrito de Kahrizak.

La ubicación de la explosión no está lejos del almacén donde Israel encontró el archivo nuclear de Irán en 2018.

El gobernador del distrito de Kahrizak confirmó la explosión en Baqershahr, al sur de Teherán, y dijo a la Agencia de Noticias de la Radio y la Televisión de la República Islámica que la explosión fue causada por un error humano mientras se llenaban los tanques de oxígeno en la fábrica.

El gobernador dijo que la explosión también dañó las paredes de un complejo adyacente de Saipa Press, una empresa de repuestos de automóviles.

Se enviaron bomberos y paramédicos al lugar.

La explosión se produjo después de una serie de misteriosos desastres que han afectado a sitios sensibles iraníes en los últimos días, lo que llevó a especular que los incidentes anteriores pueden ser el resultado de una campaña de sabotaje.

La explosión fue causada por “negligencia en el llenado de los tanques de oxígeno”, dijo el gobernador del distrito de Kahrizak a Radio Free Europe/Radio Liberty el martes. Las paredes de la Compañía Saipa Press, situada junto a la fábrica, también fueron dañadas por la explosión.

Saipa Press Company está situada a unos 11 km. al noreste de la zona donde se encontró el archivo nuclear en la zona comercial de Shurabad. Un almacén donde el Primer Ministro Benjamin Netanyahu afirmó que se almacenaban equipos y material nuclear también se encuentra cerca en el área de Turouzabad. El Organismo Internacional de Energía Atómica encontró rastros de uranio en el almacén en 2019 y comenzó a investigar su origen, según Reuters.

Según se informa, una explosión dañó una planta de energía en la ciudad iraní de Ahvaz el sábado. Unas horas después, la Agencia de Noticias de la República Islámica dijo que una fuga de gas cloro en un centro petroquímico en el sureste de Irán enfermó a 70 trabajadores.

La semana pasada una explosión dañó la instalación nuclear iraní de Natanz, y una semana antes se sintió una gran explosión en Teherán, aparentemente causada por una explosión en el complejo militar de Parchin, que los analistas de defensa creen que alberga un sistema de túneles subterráneos e instalaciones de producción de misiles.

Un funcionario de inteligencia de Oriente Medio fue citado el domingo por el New York Times diciendo que el fuego que dañó un edificio utilizado para la producción de centrífugas en Natanz fue provocado por Israel y fue causado por una potente bomba.

Pero el funcionario no identificado dijo que Israel no estaba relacionado con otros misteriosos incendios recientes en Irán durante la semana pasada.

Un informe de la televisión israelí del viernes por la noche dijo que Israel se preparaba para una posible represalia de Irán si determina que Jerusalem está detrás de la explosión.


Fuente: Israel Noticias
Irán admitió el domingo que Natanz sufrió daños “considerables” por el incendio de la semana pasada, ya que las imágenes de satélite parecían mostrar la devastación generalizada en la instalación sensible. Anteriormente había tratado de restar importancia a los daños causados por el fuego, aunque los analistas dijeron que probablemente había destruido un laboratorio en la superficie que se utilizaba para preparar centrífugas avanzadas antes de que se instalaran bajo tierra.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario