El vuelo que despegó con 1087 pasajeros a bordo y aterrizó con 1090


Esta es la historia del vuelo que sigue ostentando el mayor número de personas llevadas a bordo de un único avión, un récord que ha permanecido imbatido desde el año 1992. Pero antes, hay que ponerse en el contexto histórico:

En 1991 el régimen dictatorial de Mengistu Haile Mariam llegaba a su final debido a los rebeldes situados en Eritrea y en la región etíope de Tigray. Conscientes de esta situación, el gobierno israelí decidió poner en marcha un plan que ya tenían realizado desde un año antes para poder poner a salvo a cerca de 15.000 judíos que vivían en Etiopía y que, debido a la dictadura, no pudieron moverse libremente fuera de las fronteras del país.

La operación se llevó a cabo del 24 al 25 de mayo de 1992. 36 horas durante las cuales, 35 aviones israelíes de todos los tamaños harían varios vuelos desde Tel Aviv a diferentes puntos de Etiopía con una duración aproximada de 4 horas y 25 minutos por trayecto para los aviones a reacción.

Aeronaves implicadas:

Para esta operación, el ejército israelí utilizó todos los aviones a su alcance, incluidos varios C-130 Hércules y B707. Y, por supuesto, acudió a la aerolínea nacional que aportó los B757 y B767, además de 2 B747. Antes de realizar la operación, los títulos de la aerolínea y las matrículas fueron tapados con pintura blanca para evitar que los aviones pudieran ser reconocidos y que El Al tuviera luego problemas. Además, habían sido requisados para esa misión por el ejército y algunas de las aeronaves las pilotaban militares, con lo que técnicamente no las operaba El Al. 

Los aviones volaban con más combustible del que necesitaban, dado que en Etiopía (como es evidente) no podían repostar, por lo que necesitaban tener combustible para el vuelo de vuelta. En suelo etíope había un equipo que preparaba a los pasajeros para embarcar, para que el avión israelí estuviera el menor tiempo posible en tierra y corriera así menos peligro. En algunas ocasiones, el avión no apagaba ni los motores y volvía a despegar.

Entre los aviones de El Al, nos interesan los dos Boeing B747-200. La compañía había dispuesto al servicio del gobierno el 4X-AXB y 4X-AXD. Debido a la rapidez de la operación, el 4X-AXB voló en la configuración que tenía en la compañía aunque con más personas que asientos. Es decir, si en una fila había 3 asientos, volaban 4 personas. También ocuparon los pasillos y los galley, hasta un total de cerca de 800 personas. Se sabe que, al menos a uno de los jumbo, se le pintó la palabra cargo en uno de los laterales, aún a pesar de ser un avión de pasajeros.

Sin embargo, al 4X-AXD si le fueron retirados los asientos, dejándolo totalmente diáfano a excepción de los galley y la escalera de acceso al piso superior. En el primer vuelo del avión, el 24 de mayo, embarcaron en el mismo 1087 pasajeros que se sentaron en el suelo de toda la cubierta principal, en las escaleras de acceso a la planta superior y en la propia planta superior del Boeing B747-200. Al contrario de lo que se ha especulado, nignuna persona ha viajado en las bodegas de carga de ninguno de los aviones. El vuelo despegó ya de noche y aterrizó 4 horas después en Tel Aviv, pero con 1090 personas a bordo, dado que 3 mujeres habían dado a luz durante el vuelo. 

Durante la Operación Salomón, 20 mujeres dieron a luz en los aviones que los estaban evacuando. Durante esas 36 horas, 15.000 judíos etíopes fueron evacuados a Israel donde fueron recibidos y acogidos. 

A día de hoy sigue siendo el mayor número de personas transportadas a bordo de un avión.

Por RAÚL VIOREL MOGA


Fuente: https://www.onthewingsaviation.com/2020/07/el-vuelo-que-despego-con-1087-pasajeros.html?m=1
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario