Fuerza Quds iraní envió hasta 670 toneladas de nitrato de amonio a Hezbollah en Beirut

Informe de inteligencia divulgado por el diario alemán Welt involucra al fallecido Quasem Soleimani y a la aerolínea Mahan Air

El líder militar iraní, Qasem Soleimani, muerto en enero en un ataque estadounidense, y la aerolínea iraní, Mahan Air, sancionada por Washington por vínculos con el terrorismo, habrían estado involucrados en envíos de nitrato de amonio a Hezbollah en Beirut. La información forma parte de un reporte de servicios de inteligencia occidental al que tuvo acceso el diario alemán Welt.

El envío habría ocurrido entre finales de 2013 y comienzos de 2014, justo desde la fecha en que se encontraban almacenados en el puerto de la capital libanesa las 2 750 toneladas de nitrato de amonio que provocaron la explosión el 4 de agosto.

El diario alemán aclara que no se ha comprobado la vinculación directa con el material que desencadenó la explosión. Lo que sí está claro es que Hezbollah estaba almacenando grandes cantidades de nitrato de amonio en el mismo momento. De confirmarse la vinculación, el presidente Donald Trump ha estado apuntando en la dirección correcta.

Tres cargamentos

Según la información de las agencias de inteligencia, la unidad de Quds de la Guardia Revolucionaria iraní fue la responsable del transporte en varios envíos. El general Qasem Soleimani ejerció como comandante de la unidad Quds hasta su muerte en enero de 2020, en medio de un ataque con aviones no tripulados ordenado por Trump. Washington acusaba a Soleimani de la muerte de cientos de tropas estadounidenses y de estar planeando ataques inminentes.

La primera transacción se realizó el 16 de julio de 2013. La información indica que se enviaron un total de 270 toneladas de nitrato de amonio desde Irán al Líbano. El costo de esta operación fue de unos 213 000 dólares. El 23 de octubre del mismo año se entregaron otras 270 toneladas de nitrato de amonio, pero esta vez el costo fue de unos 167 000 dólares.

La tercera entrega se realizó el 4 de abril de 2014. Aunque no se logró precisar la cantidad en esta oportunidad, los cálculos se realizan con base en los costos. Tomando en cuenta los valores de las entregas anteriores, se estima que en este envío por un monto de $73 000 dólares, el cargamento pudo haber estado entre 90 y 130 toneladas. En total, las tres entregas suman entre 630 a 670 toneladas de nitrato de amonio.

Primer envío en Mahan Air

El informe precisa que la primera carga se envió por avión en contenedores flexibles a granel. Las agencias de inteligencia apuntan a la aerolínea Mahan Air. Las otras dos entregas se realizaron por mar o tierra, por ejemplo, a través de la frontera siria.

Otros dos supuestos participantes en los envíos también están en las listas de sancionados por Estados Unidos. Behnam Shahriyari, quien aparece como el jefe de la empresa de transporte iraní Liner Transport Kish, que según la información también participó en la entrega de nitrato de amonio a Hezbollah. Y Mohammad Qasir, quien habría sido el responsable de recibir el cargamento por parte de la milicia en el Líbano.

Mohammad Qasir ha sido responsable de la logística de Hezbollah durante 20 años. Según el reporte, su hermano, Ahmed Qasir, fue quien cometió el primer ataque de Hezbollah en noviembre de 1982. Durante la guerra del Líbano condujo un camión al cuartel general del Ejército israelí en Tiro y mató al menos a 75 soldados, 14 de sus prisioneros árabes y él mismo. El explosivo usado para este ataque fue nitrato de amonio.

Material recurrente en ataques

El diario alemán insiste en aclarar que no está comprobado que este cargamento tenga relación directa con el que generó la explosión en el puerto de Beirut. Sin embargo, destaca que Hezbollan ha usado repetidamente nitrato de amonio para sus ataques.

En los registros de inteligencia nacional de Estados Unidos se tienen registrados cuatro incidentes relacionados con el nitrato de amonio y las actividades de Hezbollah. Se maneja además que la organización tiene más almacenes de nitrato de amonio en Alemania, Reino Unido, Kuwait y Chipre.

Welt recuerda que, según la información difundida hasta el momento, el nitrato de amonio que detonó el 4 de agosto fue descargado a finales de 2013 por un carguero de bandera moldava. Este material habría sido dejado en el puerto de Beirut, tras una parada obligatoria debido a problemas técnicos y financieros en el viaje de Georgia a Mozambique.

Después de la devastadora explosión que, hasta este miércoles suma un total de 181 muertos, hubo indicios que apuntaban a Hezbollah. Los organismos de rescate encontraron un túnel de Hezbollah en las inmediaciones de donde ocurrió el siniestro.

Hassan Nasrallah, líder del partido político y paramilitar libanes chií, negó con vehemencia que su organización estuviera involucrada con el material que desencadenó la explosión.

Bombas primitivas

Aunque este informe no comprueba la vinculación de Hezbollah con este material, sí sostiene que Hezbollah estaba almacenando grandes cantidades de nitrato de amonio en el mismo momento en que se almacenaron las 2 750 toneladas que estaban en el puerto de Beirut.

Un experto en seguridad que consultó el diario alemán consideró sospechoso el hecho de que la Guardia Revolucionaria suministrara este material a Hezbollah en condiciones tan secretas cuando está disponible para la venta. Resaltó que esto podría explicarse por el hecho de que las cantidades involucradas eran muy elevadas y estos cargamentos habrían levantado sospechas.

Concluye el experto que la guerra en Siria podría ser una de las razones para la compra del nitrato de amonio de manera secreta. Recuerda que Hezbollah estuvo involucrado en las operaciones de combate justo entre 2013 y 2014. En ese momento Assad y sus aliados usaron bombas primitivas contra el avance de los rebeldes y el nitrato de amonio pudo haber sido utilizado para la fabricación de estas bombas.


Por José Gregorio Martínez

Periodista venezolano dedicado a las fuentes de Política y Economía con experiencia previa en medios como NTN24, El Mundo Economía & Negocios, Diario La Verdad, Globovision. Autor de los libros "Hazte el muerto y verás quien te llora" y "Aquí estamos y aquí seguimos".

Fuente: PanamPost

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario