Hezbolá, un movimiento explosivo


POR BEATRIZ DE RITTIGSTEIN

Recordemos que en 1985 Hezbolá hizo público un manifiesto, en el cual describió su propósito de transformar el Líbano en una república islámica

Hezbolá pretende salir bien librada de la tragedia que enluta al Líbano. Su cabecilla, Hasan Nasrallah, en el primer discurso que dio tras la explosión en Beirut, descartó que su banda tuviera armas en el puerto, “ni hoy, ni en el pasado, ni depósitos, ni bombas, ni amonio, ni balas” y rechazó una investigación internacional. Su cinismo es atrevido; desde sus inicios a principios de los 80, el sello del grupo terrorista es la violencia mediante embates con explosivos.

Se estrenó el 18 de abril de 1983: un furgón cargado con 900 kg de explosivos fue estacionado en la entrada del edificio de la embajada de EEUU en el Líbano, asesinando a 63 personas. Una entidad, Yihad Islámica, asumió la responsabilidad, pero la investigación indicó que fue el incipiente Hezbolá, con apoyo del régimen iraní. En octubre de ese año, un primer camión-bomba explotó en el edificio que servía de cuartel para un Batallón de Infantería de Marina en Beirut, aniquilando a 241 marines; y un segundo coche-bomba donde estaba el contingente francés, matando a 55 paracaidistas. En junio de 1996, otro ataque orquestado por el grupo chií con un camión-bomba junto a la valla de las Torres Khobar, en Arabia Saudita.

El 17 de marzo de 1992, ocurrió un ataque de Hezbolá contra la sede de la embajada de Israel en Buenos Aires, espantosamente semejante al ataque nueve años antes, contra la sede diplomática estadounidense en Beirut. También se usó un furgón con explosivos en el frente del predio diplomático. Dos años después, el 18 de julio de 1994, con el mismo modus operandi: un furgón cargado de explosivos fue ubicado en la entrada del edificio de la AMIA, resultando 85 fallecidos. Al día siguiente, en Panamá, un terrorista detonó una bomba en pleno vuelo de Alas Chiricanas.

En 2012, en Burgas, un atentado con bomba contra un autobús de turistas israelíes. La investigación del gobierno búlgaro confirmó que Hezbolá perpetró el crimen.

Recientemente, se descubrieron a terroristas de Hezbolá en posesión de explosivos, en Inglaterra, Chipre, Tailandia, Perú, Alemania.

Recordemos que en 1985 Hezbolá hizo público un manifiesto, en el cual describió su propósito de transformar el Líbano en una república islámica. De facto, Hezbolá ha venido controlando al Estado libanés y sus instituciones.

bea.rwz@gmail.com


Fuente: El Universal

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario