AMIA distribuyó productos de Rosh Hashaná a los destinatarios de sus programas sociales

Como es tradición antes del inicio de las “Altas Fiestas”, el Servicio Social de AMIA entregó más de 800 bolsas con alimentos para celebrar la llegada del año 5781.

“Para que todos puedan comenzar un año próspero y dulce, se enviaron de manera domiciliaria productos típicos para celebrar Rosh Hashaná:  leikaj, jalá agulá y miel”, señaló Fanny Kohon, directora del área de Programas Sociales de la institución. “No quisimos interrumpir, frente al contexto de la pandemia, una acción que siempre realizamos para promover la celebración de las fiestas judías en un marco de contención comunitaria”, agregó.

Las canastas con productos fueron repartidas entre las familias beneficiarias de los programas sociales de AMIA, personas voluntarias que colaboran en distintos proyectos de la entidad y familias residentes del hogar “Lagur”.

Los alimentos para compartir en la mesa de Rosh Hashaná fueron distribuidos junto con una carta del Gran Rabino de AMIA, Gabriel Davidovich, en la que expresó sus deseos de prosperidad para el año entrante.“Feliz de finalizar el difícil año que nos toca vivir, reza al Todopoderoso que decrete, para todos, un nuevo año dulce, pleno de bendiciones de paz, salud y bienestar en lo material y en lo espiritual”, expresó el Gran Rabino en el mensaje que hizo llegar a cada destinatario de las canastas.

La acción que se llevó adelante forma parte de las iniciativas de AMIA para acompañar y estar cerca de la comunidad en estos momentos tan complejos que estamos atravesando. Es una forma de poner en acción el lema que guía a la institución en su quehacer cotidiano: “Todos los días reparando el mundo”.

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario