¿Un nuevo acuerdo de paz en Medio Oriente? Por Flavio Goldvaser

El 20-09 una delegación de Sudán encabezada por el Presidente del Consejo de Gobierno Adbel Fattah al-Burhan ,partía con dirección a Emiratos Árabes Unidos en una misión para tratar asuntos regionales pero que se extendió por tres días y en la que participaron funcionarios de EE.UU.

Aunque el tenor de las conversaciones fue totalmente diferente ya que las mismas se basaron en la normalización de relaciones diplomáticas con Israel. De acuerdo a fuentes consultadas que asistieron a la reunión, Sudán solicito para la normalización: ayuda humanitaria directa de 3 mil millones de dólares para palear la crisis económica en la que está sumergido el país y por las catastróficas inundaciones de este año que provocaron una crisis humanitaria de proporciones. Además de un compromiso de ayuda económica durante el periodos 2020-24, con garantías de EE.UU. y Emiratos. El levantamiento de todas las sanciones y embargos internacionales, y ser borrado de la lista de países que apoyan al terrorismo internacional, lo que le permitiría operar libremente en todos los mercados financieros y recibir inversiones en su país.

Por otro lado EE.UU. solicitó como gesto de amistad que Sudan pague 334 millones de dólares en compensación a las victimas de los atentados a la Embajada de EE.UU. en Kenia y Tanzania en 1998  que dejaron mas de 200 muertos y por la voladura del barco de guerra USS Cole en el  2000.

Si bien entre los participantes de la reunión existe mucho entusiasmo por la inminente firma del  acuerdo de paz, desde Sudan quieren asegurarse  la inmunidad de su país frente a futuras acciones judiciales económicas y para eso tendrían que esperar a la sesión del congreso de Estados Unidos de mediados de Octubre donde Mike Pompeo el Secretario de Estado está presionando a ambos partidos para que aprueben el tratado.

 

Los primeros contactos entre Israel y Sudán se establecieron en una reunión secreta que se celebró en Uganda en Febrero del 2020 entre Netaniahu y al-Burhan en la que Israel le presento pruebas de una conspiración terrorista de Hezbollah para derrocar al gobierno sudanés y que llevó al arresto de varios terroristas y decomisio de depósitos de municiones en aquel país. Luego de este encuentro las relaciones diplomáticas siguieron a nivel de los aparatos de seguridad y diplomáticos, en lo que Israel denomina diplomacia silenciosa y que concluyó con las reuniones de esta semana y que fueron precedidos por la autorización sudanesa a que Israel pueda  usar su espacio aéreo para vuelos comerciales.

 

Debemos recordar que Sudán desde 1989 fue gobernado por un régimen extremista que reivindicaba a Bin Laden y los movimientos jihadistas ; y que hasta el año 2019 ,en que su anterior gobierno fue depuesto por un golpe militar de corte laico que decidió separar religión de estado y prohibir las mutilaciones femeninas, su gobierno estuvo aliado a Irán y Hezbollah y Hamas. Sirviendo de país de transito de armamento y terroristas lo que llevó a Israel a realizar  varios ataques aéreos que llevaron a la destrucción de almacenes militares que contenían armamento y varios convoyes militares que llevaban terroristas islámicos.

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario